suscríbete

10 razones por las que los Razzies son más interesantes que los Oscar

Solo un día antes de la gran fiesta del cine estadounidense se entregan los premios que reconocen las peores interpretaciones de Hollywood

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
Halle Berry recogiendo su Razzie por su interpretación en 'Catwoman'.

Halle Berry recogiendo su Razzie por su interpretación en 'Catwoman'.

Aunque a estas alturas todos estemos hablando de los Oscar, este sábado, tan sólo 24 horas antes de la gala, se entregarán en Los Ángeles otros premios que se han convertido también en los más queridos de Hollywood, aunque no para los premiados, claro: los Razzies. Los Golden Raspberry Awards o Anti-Oscar llevan 36 ediciones dándole a Hollywood en las narices y reivindicando con humor que en la fábrica de sueños se hace tanto cine bueno como malo. Por supuesto, a nosotros, que estamos cansados de alfombras rojas, del gusto de los académicos y de una Meryl Streep eternamente nominada, Los Razzies nos interesan bastante más que los Oscar. ¿El motivo? Le vamos a dar 10.

1. Porque los famosos que acuden son más divertidos

Acudir a la gala de los Oscar tiene el único mérito de que nos hayan invitado. Acudir a los Razzies sin embargo denota mucho más sentido del humor que ir a una alfombra roja a hacerse la foto. El primero en recibir su Razzie en la gala anual y hasta de dar un speech para agradecerlo fue el director Paul Verhoeven en 1996. Naturalmente, le aplaudieron en repetidas ocasiones y soltó perlas como "hoy me han dado siete premios por ser el peor pero, aún así, ha sido más divertido que leer las críticas de Showgirls el pasado septiembre". Otros que lo recibieron en persona fueron Sandra Bullock, Joe Eszterhas, Ben Affleck o Halle Berry (que lo recogió con su Oscar en la mano).

2. Los Razzies son mucho más justos

Los Oscar, muchas veces, se mueven por fobias y filias; por imagen y como premio a una carrera en lugar de a una actuación. Actores clásicos como Chaplin, Orson Welles, Groucho Marx, Ava Gardner, Lauren Bacal y muchos más no tienen uno. ¿Y por qué todavía no lo tiene Leonardo Di Caprio? En los Razzie si eres malo, eres malo. Y a Madonna, Elizabeth Berkley, Paris Hilton, los Jonas brothers, Jaden Smith o Prince les bastó con su primera película para ganarlo.

3. Muchas películas ganadoras son auténticos films de culto

Mommie Dearest, Showgirls, Una proposición indecente, Instinto Básico 2... Muchos de los títulos ganadores son más que apetecibles para hacer un cine-club trash de películasque originalmente sus autores se habían tomado en serio. Prueba a hacer a hacer lo mismo con muchas ganadoras del Oscar y resístete a no quedarte dormido.

4. Porque no son racistas ni discriminatorios

Después de la polémica de este año con los #OscarsSoWhite conviene resaltar que los Razzie han premiado a numerosos actores y directores afroamericanos. Jaden Smith, Will Smith, Bill Cosby, Prince, Eddie Murphy, Cuba Gooding Jr., Halle Berry, Tyler Perry (ojo, es un hombre y fue a mejor actriz)... Además, este es el primer año que nominan a una directora transgénero, Lana Wachovski.

Si gana, sería maravilloso volver a escuchar a Lana, a la que adoramos después de su emotivo discurso en Human Rights Campaign.

5. Un Razzie vale más que un Oscar

Objetivamente el Oscar no deja de ser una estatuilla de britannium –una aleación de metales– bañada en oro de 24 kilates y su precio no va más allá de unos cientos de dólares. Sin embargo, el Razzie más caro fabricado fue el primero que se dio a su galardonado, Bill Cosby, en 1988. El actor lo reclamó pero, como todavía ni existía físicamente el premio ni había gala, se lo fabricaron en el programa Late Show de la Fox. Estaba hecho en mármol y oro y tenía un valor estimado de 30.000 dólares. Eso sí, un Razzie normal, que es de plástico y pintura de spray dorada, vale poco más de dos dólares.

6. Porque no son nada rencorosos

El que un actor gane un Oscar y luego se haga con un Razzie es algo bastante aceptado, pero hacer lo contrario y pasar de hacer pésimas películas a algo digno es muy difícil. Por eso, una de las nuevas categorías de este año es la del Premio Razzie a los redimidos. En ella están ganadores de un Razzie en el pasado como Elizabeth Banks, que ha dirigido Pitch Perfect 2, M. Night Shyamalan, que facturó la excelente La Visita, Will Smith, protagonista este año de La verdad duele o Sylvester Stallone, que fue considerado por los Razzies el peor actor de la historia y este año podía llevarse el Oscar. Cero rencores, claro que sí.

7. Se celebran en un sitio con más historia que los Oscar

Este año se entregan en el Vaudeville Theater and Movie Palace de Los Ángeles. El edificio fue construido en 1911 y es una pequeña joyita de la arquitectura inspirado en los palacios florentinos del renacimiento y con cuatro paneles que representan las musas del vodevil esculpidas por el catalán Domingo Mora. Sin embargo, los Oscar se dan en el Dolby Theatre, construido en 2001 y que, aunque por la televisión parezca muy glamuroso, en realidad es un centro comercial con un Hard Rock Cafe, un Sephora y unas cuantas hamburgueserías y pizzerías al lado.

8. Porque las nominaciones (al menos este año) están más repartidas que en los Oscar

Mientras que en El Renacido tiene 12 nominaciones, en los Razzies la cosa puede estar más emocionante. 50 sombras de Grey, Los cuatro fantásticos, El destino de Júpiter, Superpoli en Las Vegas y Pixels empatan a seis cada una. Bueno, de acuerdo, 50 Sombras de Grey arrasará con todo pero al menos tampoco han hecho sangre de ello en las nominaciones.

9. Porque han crecido más rápido que los Oscar

La primera edición de los Oscar se organizó en 1929 en el Hollywood Roosevelt Hotel de Los Ángeles y, aunque los invitados no llegaban ni a los trescientos, tuvieron el apoyo de la industria de Hollywood. Los Razzies se celebraron por primera vez en 1980 y se parecían más a un botellón: eran 30 personas en el salón de la casa de su creador, John J. B. Wilson. Pocos años después comenzó a cubrirlo la CNN y acabó celebrando su propia gala.

10. Porque son más democráticos

Basta con pagar unos 40 dólares en su web para poder votar por alguna de las películas nominadas. Aunque hay quien lo critica a nosotros nos parece el antídoto perfecto para evitar favoritismos de los académicos. Eso sí, probablemente este sistema de votación también provoque que los Razzie todavía tengan un asunto pendiente: nominar a Meryl Streep.

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
  • Enviar
  • Guardar

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El regreso de Russian Red no es como imaginabas

Hace tres años se fugó a Los Ángeles dejando una estela de rumores. Hoy, salda cuentas con el pasado

Así es como empecé a comer de la basura (capítulo uno)

Una periodista se ha propuesto investigar sobre la alimentación 'freegan', una forma de vida comiendo a base de desechos

digitalismos

Los 10 fenómenos mediáticos que han marcado este verano

Entre los JJ. OO., los 'memes' el Brexit y el estreno de 'Las Campos', el verano de 2016 ha sido tan frenético como sorprendente

Redes sociales, las peores enemigas del amor en el siglo XXI

Facebok o Twitter son el lugar perfecto para airear nuestro enamoramiento, pero también para destruirlo