Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El juez rechaza una maniobra legal de Bill Cosby y lo sentará en el banquillo por abusos sexuales

Después de más de 60 denuncias públicas sobre supuestos abusos y violaciones, el actor responderá por primera vez ante un tribunal

Una demanda contra Bill Cosby por abusos sexuales cometidos en 2004 podrá seguir adelante, según decidió el miércoles por la tarde un juez de Pensilvania, desestimando los recursos de la defensa del actor. Los abogados del cómico habían intentado que la denuncia fuera desestimado apoyados en un acuerdo secreto que Cosby cerró con la fiscalía en 2005, por el cual el fiscal general de entonces se habría comprometido de palabra con él a que no volvería a ser procesado por este caso. Será la primera vez que Cosby, acusado por decenas de mujeres de haber cometido abusos sexuales y violaciones, se enfrente a la justicia.

Bill Cosby sale del juzgado de Montgomery tras la vista preliminar. AFP

La denunciante, Andrea Constand, a quien Cosby conoció a través de su relación de patronazgo con la Universidad de Temple, actuó legalmente contra Bill Cosby en 2005 acusándole de haber abusado de ella después de haberla drogado. Los hechos habrían ocurrido en 2004 en la casa de ella en los suburbios de Filadelfia. El caso entonces se cerró con un acuerdo económico y con ese compromiso del fiscal, Bruce Castor, de no volver a procesarle por esta demanda.

Castor volvió a testificar ayer y reiteró que llegó a ese acuerdo porque consideraba que el caso era “demasiado débil” y “porque la credibilidad de Constand quedaba en duda”. Pero nunca llegaron a poner por escrito ese intercambio oral y por tanto no es vinculante, dijo el juez. Además, la abogada de Constand, Dolores Troaini, aseguró en el juicio que no tenía conocimiento de dicho pacto.

Después de dos días de testimonios, el juez de Pensilvania ha decidido que no hay suficientes razones para no seguir adelante con la acusación que presentó el nuevo fiscal del distrito el pasado mes de diciembre, a raíz de todos los testimonios públicos que habían salido a lo largo del año. A la salida del juzgado, los abogados del cómico de 78 años aseguraron que apelarían la decisión.

A pesar de las más de las casi 60 mujeres que han denunciado públicamente haber sido víctimas de agresiones sexuales por Bill Cosby (35 de ellas aparecieron en una sonora portada de New York Magazine), el de Andrea Constand es el único caso por el que el actor se enfrenta a cargos criminales.

Ahora que la demanda puede seguir adelante, la primera vista ha sido fijada para el próximo 8 de marzo. Si Cosby fuera declarado culpable, podría enfrentarse a una pena de 10 años de prisión, una multa de 25.000 dólares y tendrá que inscribirse en una lista pública de responsables de delitos sexuales. En diciembre, ya quedó en libertad después de haber pagado una fianza de un millón de dólares.

El actor tiene otras causas abiertas en California y Massachusetts. La inmensa mayoría de los casos no pueden prosperar porque se trata de hechos prescritos que datan de los años 70 y 80. Cosby ha demandado por difamación a siete de las mujeres que le acusaron de haber abusado sexualmente de ellas.