Carla Bruni aplaza su disco para no eclipsar la campaña de Sarkozy

El político aspira a volver a la Presidencia de Francia y la cantante se adapta al calendario político de su marido

Durante su etapa de primera dama de Francia, la cantante y exmaniquí Carla Bruni ya tuvo que poner entre paréntesis su carrera artística y renunciar a subirse a los escenarios. Cuatro años después de dejar el Elíseo, su marido Nicolas Sarkozy aspira a volver a la presidencia y ella vuelve a adaptarse a su calendario político. La cantante ha aplazado la salida de su próximo disco, prevista para septiembre, para no perturbar la campaña de Sarkozy, según reveló este miércoles el semanario Le Canard Enchaîné. En efecto, en noviembre se celebran las primarias del partido de Sarkozy, Los Republicanos, de las que saldrá el candidato conservador para las presidenciales de 2017.

Carla Bruni durante un concierto en Múnich en 2014.

Bruni acaba en efecto de finalizar la grabación de su nuevo álbum y esperaba tenerlo listo para la venta tras el verano. Pero a Sarkozy, que los sondeos sitúan por detrás de su principal rival Alain Juppé en las primarias, no le gustaba la idea de ver su propia campaña eclipsada por la promoción artística de su mujer, según el siempre bien informado semanario satírico. En caso de imponerse finalmente Sarkozy, la espera de los fans podría prolongarse hasta después de las elecciones presidenciales, que se celebran en la primavera de 2017.

El último disco de Bruni, Little French Songs, se remonta a 2013, apenas un año tras abandonar el Elíseo. Entre las canciones que más juego han dado está la famosa Mon Raymond, dedicada a su marido. Su nuevo trabajo es un conjunto de versiones de canciones en inglés, según ha avanzado Bruni a la radio RTL. “Son canciones que he transformado un poco. Lo hemos hecho en 10 días y espero poder sacarlo lo antes posible”, ha añadido, sin mencionar ninguna fecha ni condicionarlo a la carrera de Sarkozy.

En cualquier caso, Bruni ha demostrado siempre ser un fiel apoyo para Sarkozy y aprovecha cada salida mediática para defender su trabajo. Invitada la semana pasada por la radio RTL con motivo de su participación en un gran concierto benéfico para recabar fondos contra la enfermedad de Alzheimer, se ha encargado de paso de la promoción del último libro de Sarkozy, La France pour la vie (Francia de por vida), publicado a finales de enero. “Lo he leído de una tirada. Es apasionante. No sabía que vivía con un escritor”, ha comentado al respecto. “Me ha impresionado, ha trabajado mucho (…) Este libro es muy diferente a todos los demás (…) Creo que es muy sincero, que es muy fuerte y muy humano, demasiado humano, como el filósofo Nietzsche”.