Miguel Bosé logra 370.000 euros por sus ‘picassos’

El cantante consigue el doble de lo esperado con las cerámicas del pintor, vendidas en Christie's

Miguel Bosé ha superado cualquier expectativa con la venta más reciente de su colección de arte. El cantante acaba de embolsarse 285.750 libras (unos 370.000 euros) por la subasta de parte de su colección de cerámicas de Picasso. La venta tuvo lugar el 5 de febrero en una de las sedes londinenses de la casa Christie's y recaudó casi el doble de lo estimado.

Picasso mantenía una estrecha relación con los Dominguín-Bosé, que consideraba su enlace con la cultura española. Las piezas que constituyen la colección de Bosé fueron entregadas directamente a la familia.

Uno de los platos decorado por Picasso, también subastado.

El cantante recuerda en una entrevista publicada por Christie's que el artista dejaba que él y su hermana Lucía dibujasen en su estudio en el sur de Francia y les intercambiaba sus pinturas por obras. De niño presenció el proceso de creación de alguna de las cerámicas: "Las pintaba y luego las horneaba", explica.

Bosé tenía esas obras expuestas en sus viviendas particulares, y a menudo las cambiaban de lugar. Sobre su cama todavía cuelga un dibujo de un toro con cuatro orejas, que el artista le regaló durante su infancia, mientras le decía que su padre (el torero Luis Miguel Dominguín) mataba toros con cuatro orejas, en lugar de dos.

Otro de los regalos de Picasso que Bosé recibió cuando era niño ha acabado siendo el tercer lote más valioso. El plato decorado con un tenedor y unos huevos fritos, conocido como Plat aux oeufs se vendió por 104.500 libras (alrededor de 135.000 euros), mucho más del precio estimado de 67.000 euros.

'Gros oiseau', envase de cerámica pintado por Picasso en 1953.

El cantante explicó a Christie´s la historia tras la cerámica: "Como no me gustaban los huevos fritos, él me hizo un plato de desayuno con unos dibujados junto a un tenedor. Cuando terminaba de comer los huevos reales, la sorpresa aparecía debajo. Lo hacía con todo tipo de objetos. Era mágico".

Bosé mantiene que pese a toda la magia, el mejor recuerdo del genial artista malagueño es que era una persona normal con hábitos de lo más corrientes. "Para mi siempre será Pablo. Así es como lo recuerdo", remata.

No está claro si Bosé guardará parte de su colección de arte para disfrute de sus cuatro hijos Diego, Tadeo, Ivo y Telvo. En diciembre subastó dos lienzos firmados pro Andy Warhol. Uno de ellos, Dollar Sign, que el cantante recibió del artista como regalo de cumpleaños, recaudó 475.500 euros.

Más información