Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Crisis demográfica

Hay que plantear políticas para retener a la población y aumentar la natalidad

Por primera vez desde 1944, España tendrá este año más defunciones que nacimientos. Y eso ocurre mientras continúa la salida de jóvenes —en el primer semestre, algo más de 50.000 españoles se fueron del país— que buscan un modo de ganarse la vida fuera, ante las escasas perspectivas de encontrar trabajo aquí o bien porque, afortunadamente, les atraen más las oportunidades globales y están mejor preparados para afrontarlas.

El estancamiento demográfico estuvo a punto de producirse hace veinte años, pero la bonanza económica atrajo a inmigrantes que además de aumentar la población, permitieron un repunte de la natalidad. La crisis, sin embargo, no solo ha facilitado el retorno de inmigrantes jóvenes a sus países, sino que hay españolas en edad de procrear que abandonan el país, lo que ha llevado la tasa de fertilidad a mínimos históricos.

La proyección de estos datos lleva a un escenario complicado, en el que es previsible que en 2050 la población mayor de 65 años duplique a la de menos de 15 años.

La caída demográfica está siendo más rápida de lo que se había calculado, lo que debe llevar al Gobierno que surja de las urnas en diciembre a plantear con urgencia políticas destinadas a retener la población y aumentar la natalidad. Para ello, es imprescindible que el mercado de trabajo se recupere y descienda la tasa de paro entre los menores de 25 años, que ahora se sitúa en el 46%. Además de las condiciones económicas, en la natalidad influyen las facilidades que tengan las mujeres para ser madres y poder desarrollar al mismo tiempo una actividad profesional.

Con una tasa de fertilidad de 1,3 hijos por mujer en 2012, España tiene un largo camino por recorrer. Para ello puede inspirarse en las políticas aplicadas por los países nórdicos, que han logrado aumentar su natalidad, y también por la vecina Francia, que gracias a las ayudas públicas mantiene una tasa de 1,99 hijos por mujer.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.