Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Detenido un israelí, sospechoso de piratear canciones de Madonna

La cantante tuvo que adelantar seis canciones de su nuevo álbum finales de diciembre a causa de la filtración

La cantante Madonna. CORDON

Un ciudadano israelí ha sido detenido en Tel Aviv como presunto autor de actos de piratería en los ordenadores de varios artistas, entre ellos, la conocida cantante Madonna, informaron hoy medios locales. El sospechoso, residente en Tel Aviv y cuya identidad no ha sido revelada, ha sido arrestado bajo la acusación de robar temas inéditos a los músicos y después venderlos en internet, publicó hoy el diario Yediot Aharonot. La denuncia partió de un representante de Madonna, lo que condujo al FBI a una búsqueda en el mundo.

La investigación llevó a la inteligencia estadounidense a cooperar con la unidad de delitos informáticos de la policía israelí antifraude, quien finalmente detuvo al sospechoso.

Estas filtraciones obligaron a Madonna a lanzar antes de tiempo seis de los temas su nuevo álbum, titulado Rebel Heart, cuya publicación está prevista para la primera semana de marzo de 2015. El material está disponible en iTunes para su compra, así como en las diversas plataformas de streaming musical. El próximo 9 de febrero se darán a conocer otros 13 temas de este nuevo trabajo discográfico.

Las razones que han movido a la artista a adelantar las canciones hay que buscarlas en la reciente filtración de versiones inacabadas de algunos de esos temas. "Prefiero que mis fans escuchen las canciones terminadas en lugar de esas versiones incompletas que andan circulando por ahí. Por favor, consideradlo un regalo navideño prematuro", explicó Madonna .

Los títulos de las canciones disponibles desde son Living for love, Devil pray, Ghosttown, Unapologetic Bitch, Illuminati y Bitch I'm Madonna, esta última grabada con la rapera excesiva Nicki Minaj.

El último trabajo de la rubia platino, MDNA, fue un relativo fracaso comercial y supuso su primer lanzamiento tras la firma de un contrato millonario de 10 años con la promotora de conciertos y ahora también discográfica Live Nation.