Selecciona Edición
Iniciar sesión

El tuiteado enfado de Michelle Obama

Los internautas arden con los supuestos celos de la primera dama estadounidense

Su marido conversaba con la primera ministra de Dinamarca en el homenaje a Nelson Mandela

El fotógrafo que capturó las imágenes quita hierro a todo el asunto

Ver fotogalería
Helle Thorning Schmidt y Barack Obama conversan ante la mirada de la primera dama estadounidense. AFP

Michelle Obama triunfa en Twitter. Y esta vez no es por su estilo ni por haber bailado, hecho gimnasia en televisión o grabado un disco. Esta vez es por sus supuestos celos. Todo ocurrió en el memorial dedicado al fallecido líder sudafricano Nelson Mandela, el martes, en el estadio de fútbol FNB de Johannesburgo. Su marido, el presidente de EE UU, se sentó al lado de la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, y no dudó en mantener con ella una animada conversación, delante de todo el mundo, que veía a través de las pantallas de televisión a los gobernantes más importantes que asistieron al homenaje.

Los internautas reaccionaron rápidamente ante el adusto gesto de la primera dama, que fue fotografiada en una secuencia que se interpretó en Twitter como la respuesta de una mujer celosa. Y es que, en un momento, Obama se hizo una autofoto con la mandataria danesa y David Cameron, que estaba sentado al otro lado de Thorning-Schmidt, y los usuarios de las redes sociales interpretaron la actitud de su esposa como un mosqueo en toda regla. Poco después, las imágenes mostraban a Michelle Obama sentada entre su marido y la primera ministra, y, más tarde, a Obama besando la mano de su esposa.

El periódico New York Post, de hecho, dedicó su portada de este miércoles a la anécdota más comentada de la jornada en Sudáfrica. El rotativo no duda en publicar una de las fotografías de la conversación de Obama y Thorning-Schmidt ante la mirada severa de la primera dama y titular: "Flirteando con peligro", en un juego de palabras en inglés, que mezcla peligro y danesa.

Portada del 'New York Post'.

Aparte de los tuits dirigidos al presunto enfado de la primera dama estadounidense, el selfie de los tres mandatarios sonriendo divertidos en medio del homenaje a Nelson Mandela también causó molestias entre los internautas. Muchos usuarios opinaron que no es de recibo que unos gobernantes jueguen con el móvil mientras se está recordando a uno de los líderes mundiales más importantes de la historia reciente, Nelson Mandela, que murió el pasado jueves en su casa de Johannesburgo.    

Sin embargo, el fotógrafo de AFP que obtuvo las imágenes de la distendida situación entre los tres mandatarios, Roberto Schmidt, ha salido al paso de tanta polémica, también por Internet. Schmidt publica un post en el blog donde sus colegas escriben las historias tras sus fotografías, en el que explica que el ambiente de carnaval que reinaba en el estadio en el momento en que captó las imágenes del selfie quita todo el hierro que los internautas intentan ponerle a la situación. "La ceremonia llevaba dos horas y le quedaban aún otras dos. La atmósfera era totalmente relajada. No vi nada que me chocara en mi objetivo, sea el presidente de Estados Unidos o no. Estamos en África", explica.

Y añade: "Tomé esas fotos de una forma totalmente espontánea, sin pensar en el impacto que podrían tener. En ese momento, pensé que los líderes mundiales actuaban simplemente como seres humanos, como ustedes y como yo. Dudo que nadie haya podido mantenerse impávido durante toda la duración de la ceremonia, mientras miles de personas celebraban en el estadio. Para mí, el comportamiento de estos mandatarios al hacerse un selfie me parece totalmente natural. No veo nada de lo que quejarse, y yo probablemente hubiera hecho lo mismo en su lugar".

En cuanto a los supuestos celos de la primera dama, el fotógrafo también les dedica unas líneas. "Leí más tarde en las redes sociales que Michelle Obama parecía molesta al ver a la primera ministra danesa tomarse la foto. Pero las imágenes pueden mentir. En realidad, dos segundos antes la primera dama estaba bromeando con todos los que la rodeaban, incluidos Cameron y Thorning-Schmidt. Su mirada severa fue capturada por casualidad".

ampliar foto
El momento del 'selfie' de los tres mandatarios en el homenaje a Mandela. AFP

Más información