EL ACENTO

Publicidad (negativa)

Los focos mediáticos iluminan problemas de la clínica La Milagrosa que hubieran pasado acaso desapercibidos si no estuviera ingresado allí el Rey

SOLEDAD CALÉS

Los expertos en mercadotecnia saben que para mejorar la imagen pública de una institución —por ejemplo un hospital— deben resaltar las fortalezas y minimizar las carencias. Se trata de aprovechar cualquier oportunidad para incrementar la cuenta corriente de la fama, de modo que si en algún momento se produce un evento adverso, la imagen de la institución sufra el menor daño posible.

Y saben también que la publicidad que llega en forma de noticia aumenta mucho más la cuenta corriente de la fama que la que llega en forma de propaganda. Desde este punto de vista, la clínica La Milagrosa de Madrid no podía tener mejor cuña publicitaria que haber sido elegida para que el rey don Juan Carlos se operara de su hernia discal. Durante mucho tiempo el monarca se había tratado de sus dolencias en centros públicos, pero los últimos ingresos han sido en clínicas privadas.

Ocurre, sin embargo, que cuando la noticia se refiere a una persona muy importante o muy famosa, si bien el beneficio para la imagen del centro puede ser muy alto, también comporta un cierto riesgo de efecto bumerán. Por ejemplo, si la operación no sale bien o si se produce algún contratiempo.

Algo de eso le ocurrió ayer a La Milagrosa. El hecho de que los focos mediáticos estuvieran sobre ella hizo que cobraran relevancia dos sucesos que, de no mediar la presencia del Rey, tal vez hubieran pasado inadvertidos. El más importante, la explosión de tres bombonas de oxígeno, que provocó daños y causó una gran alarma, hasta el punto de llevar a la clínica a los agentes de la Tedax, la unidad de desactivación de explosivos.

Fue más el susto que el daño, pero la noticia se abrió paso rápidamente con toda su carga negativa, a la que hay que añadir otro incidente que habla, y no precisamente bien, de cómo funciona el centro. La propia clínica llamó el lunes al SAMUR para pedir una ambulancia con UVI móvil para un enfermo que había sufrido un infarto en sus consultas externas. El SAMUR trasladó al paciente a otro hospital pese a que las consultas externas están en la misma manzana que la clínica y el servicio de urgencias apenas dista 260 metros. Explicación: las consultas externas y la clínica pertenecen a sociedades distintas. Y no tenían una ambulancia.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

México choca con el presidente de Uruguay por el caso Iguala

El presidente uruguayo retira sus acusaciones de "Estado fallido”, después de que el Gobierno mexicano convocase al embajador uruguayo

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

No me morí mañana

Quien escribió en Wikipedia que fallecí el 26 de noviembre de 2015 a las 16.45 usó esa página como si fuera una pared donde pintar un grafiti. El anonimato es el gran talón de Aquiles del sistema virtual

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

La aldea urbana

Las redes humanas se desarrollan en función del tamaño de la ciudad

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana