Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La I+D necesita una financiación estable

Hace cinco años que terminé mi doctorado y decidí recorrer medio mundo para seguir mi vocación, que es la investigación. Sin embargo, he seguido de cerca el estado de la I+D en España y me apenan los recortes que ha sufrido. También, ver que la mentalidad de ciertas personas de la comunidad científica española hacia sus colegas más jóvenes ha cambiado poco, como se puede comprobar en el reciente artículo de Carlos Duarte en El País. La I+D necesita una financiación estable a largo plazo, que no dependa de vaivenes políticos y económicos, pero echar la culpa al eslabón más débil dice muy poco en favor de reivindicarla como motor económico de nuestro país. Por poner un ejemplo, un simple vistazo a la Wikipedia demuestra que la inversión de la I+D en Australia es del 1,7% de su PIB y no de más del 3%. Al ejemplo de ese país, en el que trabajé tres años, yo puedo mencionar contraejemplos más cercanos como Alemania y Suecia (destinos en los que también he desarrollado mi carrera investigadora), que tienen una inversión mayor en I+D y en los que el doctorando es considerado un trabajador.— Damián Martín Rodríguez.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.