COLUMNA

¿Quién ganó?

En España, a la vista de las reacciones, todos los partidos y todos los políticos están contentos con la victoria de Obama

En España, a la vista de las reacciones, todos los partidos y todos los políticos están contentos con la victoria de Obama. Lo que más sorprende, en principio, es la alegría de los dirigentes del PP, a quienes suponíamos, en imperdonable despiste histórico, más cercanos al candidato Romney. Hemos visto, por ejemplo, muy indignado al señor Íñigo Méndez de Vigo y Montejo, IX barón de Claret, y secretario de Estado para la Unión Europea, cuando la presentadora de 24 horas (TVE) le dio el pésame por la derrota de la derecha estadounidense. ¿Por qué? Por afinidad ideológica, se atrevió a sugerir la perpleja entrevistadora. El conservador español se mostró muy ofendido ante semejante suposición. Por si alguien tenía todavía dudas, las despejó todas con su habitual facundia diplomática el ministro de Asuntos Exteriores, García-Margallo: “Ha ganado el nuestro”. Así que nos encontramos ante un desarrollo exponencial del enigma de Cabanillas (Pío): “Hemos ganado, aunque no sepamos quiénes”. O expresada a la manera de la conjetura del matemático Poincaré: “Si todo lo que parece una esfera es una esfera, todo lo que parece una victoria es una victoria”. De esta forma, tanto Rajoy como Rubalcaba pueden reivindicar como propio el triunfo de Barak Obama. E incluso con más razón podría hacerlo Cayo Lara, pues no han sido pocos los críticos y analistas que han tildado de “socialista” o “comunista” al presidente demócrata. Ya puestos, Artur Mas podría sacarle partido a esta victoria de quien en su día fue acusado por poderosos adversarios de ser un “diablo extranjero”, con la misión de destruir el sagrado imperio. Ante tanta unanimidad, quizás encontremos alguna luz en la opinión siempre chispeante del fallecido cascarrabias Gore Vidal, quien afirmaba que en EE UU hay dos grandes partidos: el conservador y el reaccionario. Está claro que en USA ganó Obama, pero me temo que en España, digan lo que digan, gobierna ya Mitt Romney.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

El problema de Francia

Los partidos políticos son los principales responsables de que cada vez que se produce un intento serio de modernizar el país se multipliquen las protestas en la calle. La cobardía ha provocado una crisis democrática

LA CUARTA PÁGINA

Las cuentas del cuento

Cuando las palabras impiden entender las cosas, toca abandonarlas: las dificultades que surgen de preguntas incorrectas no tienen solución. En Cataluña, los problemas de los políticos no son los de los ciudadanos

La función de los bancos

Las entidades financieras contribuyen al progreso de las personas y las empresas. Lo que impulsará nuestro negocio y apoyará el crecimiento son las relaciones con nuestros clientes, con los accionistas y con la sociedad

Schopenhauer no enseñaría en esta universidad

No reina el mérito sino la rencilla académica, la envidia y la maledicencia

Decir DILE

Sería más simbólico y exacto hablar de ‘Diccionario de la Lengua Española’

Compromiso con la libertad

Mariano Rajoy se reúne con Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, el líder opositor venezolano que lleva ocho meses preso, en un gesto que afirma el nuevo liderazgo internacional de España

Aureliano Buendía y Pablo Iglesias

La idea de que basta con cambiar a los que mandan para corregir el rumbo es perversa y traerá frustración

China: más que palabras

El postotalitarismo solo es posible si el Partido Comunista controla la política

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana