CARTAS AL DIRECTOR

Copago farmacéutico, una vuelta atrás

Desde su inicio, han bastado dos meses para que las distintas Comunidades se hayan dado cuenta del embrollo en que se han metido teniendo que devolver todo el dinero que se recauda de más al llegar al tope de aportación mensual por los fármacos dispensados, cuando el consumo sobrepasa el canon establecido según ingresos.

Como ejemplo, en la Comunidad de Madrid, en la era de la informática, a día 1 de septiembre adjudican a cada paciente para el control del copago, unas cartulinas a fechar y sellar que recuerdan, no sé si es casualidad, a las cartillas de racionamiento de la posguerra. Ahora el médico invierte gran parte del tiempo de consulta en dar doble fecha a las recetas para que tengan de emisión y de dispensación, y el farmacéutico por su parte, lo invierte haciendo montones de fármacos y dobles cuentas además de reflejarlo en la cartulina para poder ajustar el copago según los ingresos del paciente.

Tiempo valioso que debería dedicarse a la atención sanitaria en la que se tendría que basar el ahorro, con acciones como; valoración de tratamientos y detección de interacciones farmacológicas. Hay pacientes que están ellos mismos realizando retirada de fármacos en función de su coste y no valorando riesgos de esa suspensión. Para evitar pérdidas de tiempo y recursos recaudatorios, mi madre, mujer sin estudios pero sabia y poco rebuscada le dice a mi marido farmacéutico:

Pero, ¿por qué no nos quitan los 8 euros al mes directamente de la pensión?. A lo mejor no es posible llamar “al pan, pan y al vino, vino”.— Rocío Jiménez Sánchez.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana