Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

De discapacitados a minusválidos

Estamos en crisis. El dinero del que disponen los gestores políticos es cada vez más reducido. Pero después hay que repartirlo, tomar decisiones sobre las prioridades, líneas rojas que no conviene rebasar, colectivos a los que ya no se puede recortar… Y es entonces cuando las personas con discapacidad tenemos todas las de perder.

La Junta de Castilla-La Mancha aprobó en julio los presupuestos de 2012, con una reducción del 18% sobre los fondos disponibles el año anterior. Las personas con discapacidad de la región ya estamos afectadas por los recortes en Sanidad (6%), Educación (20%), Cultura (62%) o Investigación (54%), pero hemos sufrido de manera directísima la reducción de un 32,50% en la partida de Atención a Personas con Discapacidad. De los cerca de 139 millones de euros destinados en 2011 a los menos de 94 de 2012. Más de 45 millones de euros que se han ido al limbo.

Solo cabe sonrojarse al comprobar que el dinero destinado a Alta Dirección de la Comunidad Autónoma (políticos y asesores) no solo no ha disminuido, sino que se ha incrementado casi un 90%, pasando de 36 a 68 millones. Con haber aplicado la reducción del 32,50% a “Alta Dirección” se hubieran ahorrado esos 45 millones. Al final, hemos pagado las personas con discapacidad en lugar de los políticos. Volvemos a ser minusválidos.— Carmen María Fajardo Martínez.