EDITORIAL

Salud en precario

La falta de asistencia a los sin papeles amenaza derechos que ampara la Constitución

A partir del 1 de septiembre, al menos 150.000 extranjeros no comunitarios que se hallan en situación irregular en España verán sustancialmente limitado su acceso al sistema sanitario público, poniendo en riesgo el derecho constitucional a la protección de su salud. El decreto ley de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud que entra en vigor es esa fecha restringe la asistencia sanitaria a ese colectivo —el más desfavorecido en la escala social— a los casos urgentes, a las mujeres embarazadas y a los menores de edad. Con esa reducción, el Gobierno pretende ahorrar unos 500 millones de euros al año, aunque cálculos más realistas rebajan el ahorro a la mitad, más o menos lo que se deja de cobrar a los países de la Unión Europea por una deficiente facturación de los servicios sanitarios prestados a nacionales de esos países en España

La medida no solo acaba con la universalidad del sistema sanitario público; también con su gratuidad. Este colectivo podrá tener acceso a una plena asistencia sanitaria pública si suscribe una especie de seguro —convenios especiales con la administración sanitaria— por importe de unos 60 euros al mes por persona entre 17 y 65 años y de unos 155 euros en el caso de mayores de 65 años. Poco se sabe de estos convenios y de su puesta en práctica. No es la única ni la mayor de las incoherencias de la medida. La incoherencia suprema, que roza la desfachatez y que es una llamativa muestra de la lejanía de los gobernantes respecto de la realidad social, es pedir a personas sin trabajo unas cantidades que están fuera de su alcance poder pagar. Cuatro comunidades —Andalucía, Canarias, País Vasco y Asturias— se han rebelado contra esta disposición por considerar que afecta a la equidad y la cohesión social. La restricción no solo afectará la salud de este castigado colectivo, sino la del conjunto de la sociedad.

Se ha resaltado la mentalidad mercantil de la medida pero no su posible inconstitucionalidad. La jurisprudencia del Tribunal Constitucional ha determinado que la protección a la salud es un derecho constitucional de los llamados de “configuración legal”. Puede ser limitado, pero no anulado en sus rasgos esenciales. En esta capacidad de limitación se ha basado la Defensora del Pueblo para anunciar que no recurrirá la medida. Pero una limitación excesiva y desproporcionada del derecho puede ser inconstitucional si implica su anulación de hecho. La Defensora del Pueblo debería analizar la medida con mayor detenimiento para comprobar si eso ocurre. La Organización Mundial de la Salud exige atención primaria, prevención y acceso a la medicación básica. No parece que el decreto ley del Gobierno cumpla esos requisitos. Mantenerlo como está podría interpretarse como una invitación a que esos inmigrantes en situación irregular vuelvan sus países, como observó en el Congreso el diputado del PP Rafael Hernando, en una declaración que si no es xenófoba lo parece.

Otras noticias

El Gordo

13437

2º Premio

92845

3º Premio

07637

4º Premio

  • 07617
  • 67009

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • 67924
  • 52028

Comprueba tu número

Buscador y PDF con la lista oficial.

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Un bar de Gavà reparte 18 millones del segundo premio

El local compró 15 de las 60 series del número 92485 a una administración de L'Hospitalet

Yahoo! rechaza a Gwyneth Paltrow por no tener estudios

Los detractores de Marissa Mayer, CEO del grupo de Internet, critícan su decisión y le recuerdan que Steve Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg abandonaron también sus estudios

Dos detenidos por la muerte del ultra

Ya son cuatro los detenidos por homicidio y 61 las personas detenidas en el marco de la Operación Neptuno

Expertas critican que el riesgo de las maltratadas lo valoren policías

Tras el asesinato de mujeres a las que no se consideró en peligro, la decana del Colexio de Psicólogos explica que los agentes "no tienen conocimientos psicológicos forenses"

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

La imparcialidad inglesa

Vivimos en las antípodas de lo ecuánime. La falta de respeto por el otro lo contamina todo; por ejemplo, el proceso independentista. El dogmatismo desemboca en la arbitrariedad y la chabacanería política

LA CUARTA PÁGINA

De Waterloo al Kurdistán

El avance de las comunicaciones permite conocer casi en tiempo real el desarrollo de los conflictos, pero a la vez hace al público más manipulable ante la apabullante avalancha de informaciones que recibe

LA CUARTA PÁGINA

¿Quién tendrá la razón, Obama o Castro?

El presidente de EE UU cree que la apertura internacional facilitará un cambio democrático en la isla. El líder cubano quiere afianzar un socialismo económico “próspero y sostenible”, pero no habla de apertura política

¿Fin de los delirios?

La historia es lenta, pero no tiene vuelta atrás: algo ya ha cambiado en Cuba

Lo que me pareció que se decían Barack Obama y Raúl Castro

Los líderes de EE UU y Cuba han hecho lo más difícil: aclarar medio siglo de historia

El riesgo de hacer demasiado poco

Hace tiempo que debería haber una política presupuestaria y fiscal común

Los cambios que vienen de Cuba

El petróleo de Texas y los saudíes ha hecho lo impensable: abrir el cerrojo castrista

Un Nobel en prisión

Hace cinco años, el activista Liu Xiaobo fue encarcelado por defender la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana