EDITORIAL

Otra crisis alimentaria

La falta de medidas lleva a repetir la perniciosa subida global de precios ante nuevas sequías

La crisis alimentaria de 2007-2008 no sirvió para cambiar gran cosa con vistas a la siguiente, en la que ya estamos. Unos años después, la historia, falta de acciones decisivas en los años siguientes, se repite, esta vez de la mano de una terrible sequía en Estados Unidos, India y en parte en Rusia que ha vuelto a disparar los precios del grano y de los alimentos. De ahí que la ONU haya hecho sonar las alarmas de una nueva crisis.

Son los países más pobres los que más sufren, porque a sus ciudadanos no les llega para pagar por alimentarse a los nuevos precios. En los países pobres, el ciudadano medio emplea entre un 40% y un 50% de sus ingresos en alimentos, frente al 10% en las sociedades más ricas.Ya una anterior subida de precios de los víveres en 2010 estuvo en buena parte detrás de las revueltas árabes del año siguiente. Y las protestas empiezan de nuevo a cundir en varios países, a comenzar por India.

Las transformaciones globales agravan esta crisis. Para empezar, hay un mercado global alimentario, especialmente de maíz, trigo y soja, dominado por los grandes grupos, en el que la bajada de producción en un lugar del mundo, como ahora en EE UU, se traduce en una subida del precio para todos, de forma cada vez más rápida por varias causas. Las pautas alimentarias están cambiando, especialmente de la mano de China, que está aumentando su consumo de carne y de soja. Y es sabido que se necesitan 30 kilos de pienso para conseguir un kilo de carne vacuna. Por otra parte, el mercado de alimentos se ha globalizado, y se compra y se vende en futuros por un valor casi 50 veces superior al de la producción anual.

También está provocando graves distorsiones el creciente uso de grano y caña de azúcar para producir biocombustibles, con una apuesta abierta por parte de Estados Unidos por el bioetanol —algo que no va a cuestionar ninguno de los candidatos, pues abarata el coste de la gasolina—, y más bien por el biodiésel en Europa desde una política impulsada por Bruselas que es preciso replantear como quiere la FAO.

Las medidas impulsadas por el G-20 han sido insuficientes. Hay alimentos para todos. Pero lo que deja los estómagos vacíos son las distorsiones que introducen en un sistema ya de alta complejidad por las brutales variaciones de precios causadas por sequías o inundaciones, y agravadas por políticas equivocadas.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Una resolución palestina insta a alcanzar la paz con Israel en un año

El texto entregado a la ONU establece la retirada israelí de los territorios ocupados en 2017

David García, ganador de la segunda edición de ‘Top Chef’

Las filtraciones del triunfo se confirmaron en la reñida final entre dos hábiles cocineros catalanes

EE UU confirma que Corea del Norte está detrás del ataque a Sony

Pyonyang ha negado su implicación en el asalto informático y las amenazas que han llevado a cancelar la película 'La entrevista'

Las cinco claves del embargo de Estados Unidos a Cuba

Las medidas aperturistas de Obama no afectan a las restricciones impuestas en los años 60 Solo el Congreso puede derogarlas

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

LA CUARTA PÁGINA

Que la generación Erasmus defienda a Europa

La UE afronta la crisis más profunda de su historia y nunca como ahora había existido tanto pesimismo sobre su futuro entre sus más ardientes partidarios. Necesita con urgencia la voz de quienes han crecido con ella

PIEDRA DE TOOUE

La era de los impostores

La ficción ha sustituido a la realidad en el mundo que vivimos y los mediocres personajes del mundo real no nos interesan. Los fabuladores, sí, como ‘el pequeño Nicolás’ o Enric Marco

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

La dependencia

La gestión de nuestros recursos genera una cultura de autorresponsabilidad

La era del carbón toca a su fin

China, EE UU y la UE están enviando una señal poderosa para reducir las emisiones

El dueño de la pocilga

Condenar al Parlamento es un viejo hábito que lleva siglos en España

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana