George Bush vuelve a la Casa Blanca, pintado en un cuadro

Su retrato se añade a la colección de pasados presidentes del Gobierno de EE UU

Obama le agradece la facilidad con que le transfirió los poderes en 2009

Bush y Obama, en la Casa Blanca, en la ceremonia de presentación del retrato del expresidente. / Pablo Martinez Monsivais (AP)

“Ahora todo comienza y acaba con un George W.”. Sólo con una broma así podía celebrar el anterior presidente la inclusión de su retrato en la galería presidencial de la Casa Blanca. Efectivamente, ahora la colección, con 43 lienzos, comienza con George Washington y acaba con George Walker, Bush. “Primera dama, muchas gracias por invitar a estos amigos pendencieros a que vean cómo me cuelgan”, le dijo Bush a Michelle Obama, haciendo notar las diferencias entre sus modos y los de sus compañías y los del cerebral presidente en activo.

Después de una larga ausencia, volvía el vaquero de Tejas a la Casa Blanca, a hacer gala de su carácter campechano y a darle un respiro a Barack Obama de la frenética campaña electoral. El hombre que hizo de su oposición a Bush, y todo lo que representaba, el grueso de su campaña en 2008, tuvo ayer palabras conciliadoras para su predecesor. “Puede que tengamos nuestras diferencias políticas, pero la presidencia trasciende esas divisiones”, dijo Obama. “Con el cambio de Gobierno, George, tú hiciste un gran esfuerzo por hacer la entrega de poderes lo más fácil posible”.

El retrato de Bush, que ya cuelga en la Casa Blanca. / Pablo Martinez Monsivais (AP)

El responsable de los retratos es John Howard Sanden, de Tejas, que es conocido por sus pinturas de empresarios y de líderes religiosos. El pago por los cuadros lo ha efectuado la fundación George B. Hartzog Jr. White House Acquisition, que los ha donado a la Casa Blanca. Bush eligió al artista en 2010, y éste tardó un año en acabar su lienzo. Pintó a la primera dama posteriormente.

El cuadro muestra al expresidente de pie, con traje gris y corbata con motivos azules, en el Despacho Oval. Tras él, Bush pidió que se incluyera otro cuadro, uno de sus favoritos, obra del ilustrador W. H. D. Koerner y titulado ‘A charge to keep’, que muestra a un misionero metodista predicando en misión de evangelismo en el Oeste norteamericano, en el siglo XIX.

Y, ¿aparte de para la posteridad, para qué servirá este lienzo? El propio Bush tiene la respuesta: “Me parece estupendo, señor presidente, que cuando pasee por estas salas, mientras tenga dudas sobre las decisiones más duras, a partir de ahora pueda mirar este retrato y preguntarse, ¿qué haría George?”. Curiosa elección de palabras, viniendo del hombre que invadió Afganistán e Irak, las dos guerras a las que Obama ha puesto final.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El colegio de las esposas de los más poderosos

Brenda Otero Londres

En el exclusivo Malborough estudiaron Kate Middleton o la primera dama

La transición de la joven duquesa de Suárez

Alejandra Romero acepta con discreción el papel que le toca asumir

Por qué la Sudáfrica negra perdona a Pistorius

John Carlin Pretoria

Tras el apartheid eligieron la conciliación. La historia se repite con él

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana