CARTAS AL DIRECTOR

¿Alguien les pedirá perdón?

Los alumnos del IES Lluís Vives de Valencia no son delincuentes, no son “anti-sistema”, ni kale borroka. Han nacido y crecido en democracia, les hemos educado bien. Han aprendido a pensar, a dialogar, a expresar y defender sus ideas de forma pacífica. No son gamberros. El pasado 15 de febrero, a las puertas de su Instituto, cortaban el tráfico sentados en el suelo pidiendo pacíficamente menos recortes en la educación. ¿Es esto un delito?

La Policía arremetió de forma desmesurada contra ellos, les maltrató física y verbalmente, incluso detuvieron a un compañero. Dicen que mordió a un policía. Él lo niega. En cualquier caso, si fuera cierto, habría que preguntarse cómo fue, quizá lo hizo tras escuchar al policía llamar zorra o puta a su compañera o, tal vez, tras ver cómo el policía daba patadas en la pierna a una niña recién operada de la rodilla.

Tras los sucesos del miércoles, se han desatado otras manifestaciones donde se han sumado otros colectivos y se ha incrementado la protesta. El viernes, frente al cuartel de Zapadores, muchos alumnos menores del IES Lluís Vives fueron retenidos por la policía varias horas sin que los padres pudiéramos ni acercarnos a ellos. Han sido fichados y tratados como delincuentes. ¿Es esto necesario? Hasta el pasado miércoles nuestros hijos creían que la policía estaba para protegerles. ¿Qué piensan ahora? No son adultos, son menores y muchos parecen no darse cuenta.

Como ciudadana no puedo creer lo que estoy viviendo. Siento que la democracia en la que vivía se desvanece. Maltratar a niños es indigno y que lo hagan los gobiernos es mucho peor. Alguien debería pedir perdón a estos jóvenes. No dejo de preguntarme ¿qué hay detrás de esta actuación policial desmedida? También me inquieta la poca profesionalidad de la Policía, que pagamos con nuestros impuestos. ¿Quiénes eran los agentes del Cuerpo Nacional? ¿Por qué insultan y humillan especialmente a las niñas (los palos son para todos)? ¿Por qué esconden sus placas?— María José López García. Madre de dos alumnas en el IES Lluís Vives.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

“Yo sé leer”: vida y muerte en Guerrero

En este territorio bipolar, el carnaval coexiste con el apocalipsis. El emporio turístico de Acapulco y la riqueza de los caciques contrasta con la pobreza de la mayoría, y el narcotráfico no es la principal causa de su deterioro

Pactos por un nuevo futuro

Frente a soluciones mesiánicas que cuestionan todo el sistema, hacen falta tres grandes acuerdos: para revitalizar la democracia, para soldar la fractura social y para actualizar el contrato constitucional

LA CUARTA PÁGINA

Brasil, el mundo de mañana

En la nueva etapa de Dilma Rousseff el país se enfrenta al reto de la modernización. Haría bien en apostar por su talento más joven y atender las expectativas de una generación que exige un futuro mejor

Europa en peligro

Incapaces de superar la crisis, muchos se entregan a populismos y nacionalismos

La casa chilena

Por su geografía y destino histórico, el país andino está obligado a ser sobrio y equilibrado

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana