CARTAS AL DIRECTOR

¿Alguien les pedirá perdón?

Los alumnos del IES Lluís Vives de Valencia no son delincuentes, no son “anti-sistema”, ni kale borroka. Han nacido y crecido en democracia, les hemos educado bien. Han aprendido a pensar, a dialogar, a expresar y defender sus ideas de forma pacífica. No son gamberros. El pasado 15 de febrero, a las puertas de su Instituto, cortaban el tráfico sentados en el suelo pidiendo pacíficamente menos recortes en la educación. ¿Es esto un delito?

La Policía arremetió de forma desmesurada contra ellos, les maltrató física y verbalmente, incluso detuvieron a un compañero. Dicen que mordió a un policía. Él lo niega. En cualquier caso, si fuera cierto, habría que preguntarse cómo fue, quizá lo hizo tras escuchar al policía llamar zorra o puta a su compañera o, tal vez, tras ver cómo el policía daba patadas en la pierna a una niña recién operada de la rodilla.

Tras los sucesos del miércoles, se han desatado otras manifestaciones donde se han sumado otros colectivos y se ha incrementado la protesta. El viernes, frente al cuartel de Zapadores, muchos alumnos menores del IES Lluís Vives fueron retenidos por la policía varias horas sin que los padres pudiéramos ni acercarnos a ellos. Han sido fichados y tratados como delincuentes. ¿Es esto necesario? Hasta el pasado miércoles nuestros hijos creían que la policía estaba para protegerles. ¿Qué piensan ahora? No son adultos, son menores y muchos parecen no darse cuenta.

Como ciudadana no puedo creer lo que estoy viviendo. Siento que la democracia en la que vivía se desvanece. Maltratar a niños es indigno y que lo hagan los gobiernos es mucho peor. Alguien debería pedir perdón a estos jóvenes. No dejo de preguntarme ¿qué hay detrás de esta actuación policial desmedida? También me inquieta la poca profesionalidad de la Policía, que pagamos con nuestros impuestos. ¿Quiénes eran los agentes del Cuerpo Nacional? ¿Por qué insultan y humillan especialmente a las niñas (los palos son para todos)? ¿Por qué esconden sus placas?— María José López García. Madre de dos alumnas en el IES Lluís Vives.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas. Y para eso convienen argumentos que priven a tales pretensiones de su apoyo legitimador

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas demuestran al retorcer la Constitución y el Estatuto para burlarse de la democracia, no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación entre las personas, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad y misterio hasta convertirla en un liso intercambio de palabras

la cuarta página

Todos quieren café

Es probable que otras autonomías reclamen los avances que puedan obtener los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse. Tal vez sólo una profunda reforma federal tendría alguna posibilidad

La respuesta moral ante el cambio climático

Luchar contra el calentamiento global es también una cuestión de justicia

Derecho y democracia

Ni siquiera la Constitución puede convertirse en freno a una voluntad social que reclama cambios

Obama entre Bush y Bush

El presidente de EE UU finalmente encuentra su política exterior pareciéndose a Bush, es decir, a Bush padre

Por un control más realista de las drogas

Los expertos aconsejan dar acceso legal a sustancias que hoy están prohibidas

Lo que pudo haber sido y no fue

Las brillantes propuestas de Obama se se han ido distanciando sin remedio de la realidad

Cataluña y el pensamiento mágico

El independentismo promete el paraíso en la tierra sin ningún coste

Politizar la tecnología

La expansión de la moda digital pide un debate público sobre sus consecuencias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana