CARTAS AL DIRECTOR

¿Alguien les pedirá perdón?

Los alumnos del IES Lluís Vives de Valencia no son delincuentes, no son “anti-sistema”, ni kale borroka. Han nacido y crecido en democracia, les hemos educado bien. Han aprendido a pensar, a dialogar, a expresar y defender sus ideas de forma pacífica. No son gamberros. El pasado 15 de febrero, a las puertas de su Instituto, cortaban el tráfico sentados en el suelo pidiendo pacíficamente menos recortes en la educación. ¿Es esto un delito?

La Policía arremetió de forma desmesurada contra ellos, les maltrató física y verbalmente, incluso detuvieron a un compañero. Dicen que mordió a un policía. Él lo niega. En cualquier caso, si fuera cierto, habría que preguntarse cómo fue, quizá lo hizo tras escuchar al policía llamar zorra o puta a su compañera o, tal vez, tras ver cómo el policía daba patadas en la pierna a una niña recién operada de la rodilla.

Tras los sucesos del miércoles, se han desatado otras manifestaciones donde se han sumado otros colectivos y se ha incrementado la protesta. El viernes, frente al cuartel de Zapadores, muchos alumnos menores del IES Lluís Vives fueron retenidos por la policía varias horas sin que los padres pudiéramos ni acercarnos a ellos. Han sido fichados y tratados como delincuentes. ¿Es esto necesario? Hasta el pasado miércoles nuestros hijos creían que la policía estaba para protegerles. ¿Qué piensan ahora? No son adultos, son menores y muchos parecen no darse cuenta.

Como ciudadana no puedo creer lo que estoy viviendo. Siento que la democracia en la que vivía se desvanece. Maltratar a niños es indigno y que lo hagan los gobiernos es mucho peor. Alguien debería pedir perdón a estos jóvenes. No dejo de preguntarme ¿qué hay detrás de esta actuación policial desmedida? También me inquieta la poca profesionalidad de la Policía, que pagamos con nuestros impuestos. ¿Quiénes eran los agentes del Cuerpo Nacional? ¿Por qué insultan y humillan especialmente a las niñas (los palos son para todos)? ¿Por qué esconden sus placas?— María José López García. Madre de dos alumnas en el IES Lluís Vives.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Tres hurras por Escocia

El sentido común con el que han votado los escoceses por permanecer en Reino Unido debería servir para contrarrestar esa movilización irracional que quiere desandar la historia

LA CUARTA PÁGINA

Un imán debajo de la mesa

Las fuerzas movilizadas en Escocia y otros nacionalismos en el mundo no se explican solo por intereses económicos y pragmáticos. Hay que contar también con el viento de las humillaciones y las injusticias

la cuarta página

Consulta 9-N: suspensión sin suspense

Mas puede convocar legalmente la votación pretendida al amparo de la ley catalana de consultas, pero solo por unos días o unas horas. Un recurso del Gobierno al Constitucional la paralizaría automáticamente

la cuarta página

¿Internacionalización del ‘procés’?

El soberanismo catalán defiende que, pese al bloqueo del Estado, la mediación exterior podría ayudar al éxito de su reivindicación. Un análisis no voluntarista lleva a concluir que tal intervención es impensable

El ardiente mensaje de Robert Burns

El poeta que da voz al independentismo de Escocia invita a “una copa de hermandad”

Las opacidades de la transparencia

La obsesión por la visibilidad refuerza la espectacularización de la política

La apuesta por la ciencia

El mecenazgo es básico para apoyar a investigadores e instituciones

Incompleta, injusta, ineficaz

El debate sobre la reforma fiscal permite contrastar distintos modelos de sociedad

Respondemos a las preguntas de la gente

Google no es 'la puerta de entrada a Internet' ni actúa para dañar a la competencia

Claves para renovar la OEA

La organización necesita un mandato que la permita actuar con unidad y espíritu de diálogo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana