Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un operador británico llevará 16.500 esquiadores anuales al aeropuerto de Lleida

Neilson-Thomas Cook operará vuelos semanas desde Londres, Belfast, Manchester, Birmingham y Bristol durante el invierno

La Generalitat ha anunciado hoy que ha cerrado un acuerdo con el operador británico Neilson-Thomas Cook, que traerá a partir de este próximoinvierno y durante las próximas cinco temporadas 16.500 esquiadores anuales al aeropuerto de Lleida-Alguaire.

Para que el operador turístico pueda operar en Alguaire, la Generalitat deberá invertir 1,5 millones de euros en obras de reforma y ampliación del aeropuerto, unos trabajos que tendrán que estar finalizados a mediados de diciembre y que permitirán triplicar la capacidad operativa de la instalación, según ha explicado hoy el delegado del gobierno catalán en Lleida, Ramon Farré.

Neilson-Thomas Cook iniciará la temporada de invierno el próximo 19 de diciembre con vuelos semanales procedentes de Londres, aunque en las semanas siguientes volará también a Lleida desde Belfast, en Irlanda del Norte, y Manchester, Birmingham y Bristol. La compañía, que operará una media de seis vuelos semanales, transportará hasta las comarcas de Lleida a 16.572 esquiadores en toda la temporada de invierno, lo que se traducirá en más de 116.000 pernoctaciones, ya que las estancias de los viajeros serán de una semana.

El director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, ha destacado que Neilson dejará de volar a Toulouse (Francia) para instalarse en el aeropuerto de Lleida-Alguaire, que "considera más competitivo", y que de esta manera "da un paso adelante muy claro" en la promoción de las comarcas de Poniente.

El consorcio británico, que incluirá las pistas de esquí leridanas en sus catálogos internacionales, no recibirá contraprestación económica alguna por operar en Alguaire, aunque sí se beneficiará de descuentos en las tasas, que serán gratuitas el primer año, aunque irán aumentando un 20% cada temporada.

Font ha remarcado que "tal y como está ahora, el aeropuerto no podía dar servicio a Neilson", por lo que la Generalitat llevará a cabo varias obras de reforma y ampliación que permitirán recibir a los miles de viajeros que se espera que aterricen este invierno en Lleida procedentes del Reino Unido.

En este sentido, se ampliarán de cuatro a seis los mostradores de facturación y se sextuplicará la superficie actualmente destinada a las salas de embarque, el área de llegadas y la zona de ocio y cafetería. Todo ello permitirá triplicar la posibilidad operativa de Alguaire, donde se ampliará asimismo la zona de estacionamiento de las aeronaves, pasando de la actual capacidad de cuatro aviones medianos y dos medianos o pequeños, a cuatro medianos y uno o dos aparatos grandes.

Para Ramon Farré, los beneficios económicos que comportará el acuerdo con Neilson "justifican claramente" la inversión de 1,5 millones que la Generalitat realizará en el aeropuerto. En cualquier caso, el Gobierno catalán ha introducido una cláusula en el contrato para que, en caso de incumplimiento del mismo por parte de Neilson, el operador asumiría los costes de la remodelación. "Nos hemos curado en salud, aunque no hay ninguna expectativa de que esto acabe pasando", ha señalado el delegado territorial de la Generalitat, que espera evitar de esta manera lo que ha sucedido con Ryanair, que ha anunciado su marcha de Alguaire, pese a tener un contrato de permanencia hasta 2014.

"Neilson es una compañía de primer nivel y el nuestro es un aeropuerto serio, y una compañía seria y un aeropuerto serio se entienden seguro", ha subrayado Farré, que está convencido de que la ampliación de Alguaire servirá también para atraer a otras compañías y operadores turísticos.

Por su parte, el alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha felicitado al departamento de Territorio y Sostenibilidad por haber logrado este acuerdo con Neilson y ha dicho que todos los miembros de la Mesa Estratégica del aeropuerto, de la que forman parte las instituciones y entidades económicas de la zona, han creído siempre en su viabilidad.