Rajoy critica la "situación de interinidad" del Gobierno pero descarta la moción de censura

El líder del PP derogará la Ley del Aborto si gana en 2012.- Desmiente una de las actas de ETA de la negociación de 1998

EL PAÍS Madrid 4 ABR 2011 - 10:22 CET

Mariano Rajoy, durante la entrevista realizada por Angels Barceló, Montserrat Dominguez, Gemma Nierga y Carles Franscino. / ULY MARTÍN

El anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que no optará a la reelección en 2012 no es importante para el líder del PP. "Nada sustancial ha pasado" ya que Zapatero sigue siendo el jefe del Ejecutivo, ha asegurado Rajoy, quien sí ha criticado que la decisión del secretario general del PSOE deja al Gobierno en una "situación de interinidad", por lo que ha pedido elecciones anticipadas. Sin embargo, el líder de la oposición ha negado que vaya a presentar una moción de censura ya que no tiene posibilidades de ganarla.

"Lo fundamental es un cambio político y que el partido que ha gobernado España pase a la oposición", ha asegurado Mariano Rajoy en una entrevista en la cadena Ser. El líder del PP ha reconocido que Zapatero no le ha llamado, "ni tenía que hacerlo", para comunicarle su decisión.

El presidente del PP ha insistido en el nuevo mantra de su partido: la necesidad de unas elecciones anticipadas. "Ya lo dije hace nueve meses formalmente en el Congreso y las cosas no han ido a mejor" ha explicado Rajoy. En opinión de Rajoy, el anuncio no convierte a Zapatero en un pato cojo sino que es y ha sido "un mal presidente" para España. Pese a todo, Rajoy no pedirá una moción de cesura porque sería "una frivolidad" y porque no cuenta con los apoyos parlamentarios necesarios para sacarla adelante.

A Mariano Rajoy le han preguntado por las diferencias entre el anuncio de Zapatero y el de José María Aznar cuando gobernaba. El presidente del PP ha recordado que a Aznar "nadie le pidió que se fuera" y que "la situación económica era muy diferente". El líder de la oposición se ha mostrado contrario a limitar los mandatos: "Un buen presidente tiene derecho a ser votado. Otra cosa es la decisión que yo tomaría si fuera presidente".

Finalmente, Rajoy se ha negado a valorar a los posibles candidatos a suceder a Zapatero y, luego, a enfrentarse a él en 2012. "Lo mejor es que los españoles fueran llamados a las urnas para terminar con esta sensación de interinidad", ha asegurado el líder del PP, que ha descartado hablar "de Vara, de Chacón, de Rubalcaba, de Bono ni de ningún candidato".

ETA, aborto y matrimonio homosexual

En el asunto de ETA, Rajoy ha sido muy crítico, como su partido, con el caso Faisán, pero se ha alejado claramente, sin desautorizarlos, de José María Aznar y Jaime Mayor Oreja, que sostienen que ahora mismo sigue habiendo negociación. Rajoy mantiene su apoyo al Gobierno en la lucha antiterrorista. "Si creyera que hay negociación no apoyaría al Gobierno. Yo soy el presidente del partido, ni comentarista ni periodista, y mi posición es la que conoce, es la del PP, estamos apoyando al gobierno en materia antiterrorista porque creemos que está haciendo las cosas mejor" que en la anterior legislatura.

Se ha producido aquí un momento llamativo. Rajoy le ha dado mucha credibilidad a las actas de ETA sobre el proceso de 2006 que ha calificado de "tremendas" y ha pedido explicaciones al Gobierno. Pero cuando Gemma Nierga le ha recordado que ETA escribió que en 1998 Javier Zarzalejos, secretario general de la presidencia, dijo en una reunión con los terroristas: "No venimos a la derrota de ETA", Rajoy lo ha desmentido. "No me consta que dijera eso, no es lo que me contaron algunos que estuvieron allí". Esto es, para Rajoy ETA mintió en sus actas en 1998, pero no en las de 2006.

El líder del PP, temeroso de enfrentarse con el voto homosexual, no ha querido comprometerse a cambiar la ley de matrimonios contra la que se manifestó el PP. "Nosotros hemos recurrido, vamos a ver lo que dice el Constitucional", señala. "Y si lo avala, ¿qué hará el PP? Va a cambiar la ley?", le han preguntado. "No tengo cerrada la posición", ha rematado.

Con el aborto, en cambio, un asunto en el que tiene mucha presión de los grupos católicos muy influyentes en su partido: se ha comprometido a cambiar la actual norma pero no para prohibir el aborto, como le piden los grupos antiabortistas, sino para volver a la ley vigente desde 1985. Con esa norma, muy laxa, mientras gobernaba Aznar se produjeron 500.000 abortos y se ha llegado al record de 100.000, que ahora, desde la entrada en vigor de la nueva ley y sobre todo gracias al uso más extendido de la píldora del día después, se está reduciendo.

Rajoy también ha contestado a Aznar, que el otro día le exigió que el PP vaya a las elecciones con un "programa claro e inconfundible". Rajoy apuesta por su línea de perfil bajo, y la explica políticamente: "Yo tengo una relación estupenda con Aznar pero haré el programa que quiera mi partido. Y le adelanto una cosa, yo haré un programa para que lo pueda votar una mayoría de españoles, para que gente que votó al PSOE pueda votar al PP". Esto es, en lugar de hacer un programa muy claro y tradicional del PP, hará uno más abierto -y por tanto más indefinido- para evitar dar miedo y movilizar a la izquierda.

Sobre política exterior, Rajoy apenas ha querido entrar. Ha admitido que está estudiando inglés y que confía en poder hablar con Barack Obama en inglés dentro de un año si llega a ser presidente, y sobre el asunto de las revoluciones en los países árabes ha criticado las "lapidaciones y cosas impropias del siglo XXI", sin aclarar a qué países se refería, y sobre el fondo del asunto se ha limitado a decir: "Yo quiero para los demás lo que quiero para mí, me gusta la democracia, el respeto a los demás, quiero un mundo más tolerante, más tranquilo. Es muy importante, lo he pensado siempre".

Rajoy: "Camps será el candidato"

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha ratificado hoy en la entrevista en la cadena Ser que Francisco Camps será el candidato del PP a presidir la Generalitat valenciana aunque el Tribunal Superior de Justicia le abra juicio oral por el caso Gürtel.

Rajoy ha asegurado que Camps será el número uno del PP para el Gobierno valenciano el próximo 22 de mayo. ¿Y si le abren juicio oral?, le han preguntado. "No haré nada. Camps es el candidato", ha zanjado. Rajoy lo hace, ha asegurado, para "defender la honradez" del líder valenciano, al que ha comparado con el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria. "Y no creo que abrir juicio oral sea lo mismo que estar condenado", ha remachado.

Francisco Camps deberá afrontar a lo largo del año el primer juicio por el caso Gürtel que se abre contra un cargo del PP. El fiscal acusa al presidente en funciones de la Generalitat de un delito continuado de cohecho por aceptar regalos por valor de 14.021 euros.

Camps, y todo el PP valenciano, afrontan además la petición de imputación de la Fiscalía Anticorrupción por seis delitos de corrupción relacionados con la financiación irregular del partido.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana