Los escándalos que afectan al PP

Matas: "Decidimos adquirir un Calatrava"

El expresidente balear defiende ante el juez la Ópera de arquitecto y su operación inmobiliaria

ANDREU MANRESA Palma 22 FEB 2011 - 14:04 CET

El expresidente de Baleares y exministro por el PP, Jaume Matas, en libertad bajo fianza de tres millones de euros desde marzo de 2010 para evitar la cárcel por imputaciones de presunta corrupción en el caso Palma Arena, ha declaradoante el juez José Castro en Palma para defender el encargo de una Ópera sobre el mar que efectuó al arquitecto Santiago Calatrava en 2006.

Matas, tal y como estaba previsto, ha defendido la viabilidad del proyecto y ha alegado que el contrato en el que se encargó el proyecto a Calatrava, todavía sigue vigente porque el actual Gobierno no lo ha denunciado. El expresidente balear ha declarado que el procedimiento de adjudicación fue correcto y que se decidió contratar al arquitecto valenciano porque su Ejecutivo quería que Baleares pudiera disfrutar de una de sus obras. Una intención que ha reiterado ante la prensa: "Decidimos adquirir un Calatrava" ha dicho en los pasillos de los juzgados, tras su comparecencia ante el juez. El exministro popular ha informado, también, que su abogado ha pedido el archivo de la causa por inexistencia de delito.

La Fiscalía reclama a Matas 1,6 millones de euros de fianza civil por el pago de 1,2 millones al arquitecto Calatrava por una maqueta y un video de un espacio escénico sobre la bahía de Palma. La junta electoral en 2007 vetó la presentación oficial del preproyecto y el acto no realizado generó un gasto público de más de 120.000 euros. La elevada cuantía de la multa no parece preocuparle que ha dicho que "llueve sobre mojado y que la ha recurrido". También ha declinado responder sobre si en la actualidad tiene alguna ocupación que le permita abonar la multa que le exige el ministerio público.

Matas pidió declarar voluntariamente y fue citado como imputado por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude por el "montaje", según lo calificó el fiscal, para quien Matas actuó en este caso con un "interés exclusivamente personal y partidista". Al gestionar el encargo a Calatrava buscó favorecer "sus intereses propios como candidato", según la acusación conjunta de la Fiscalía y la Abogacía de la Comunidad de Baleares.

El propio Calatrava, admitió que Matas le encargó a dedo el proyecto de la ópera.

En su diseño político, Matas alentaba una macro operación inmobiliaria en solares públicos y con terrenos ganados al mar en la bahía de Palma. Lo desveló el expresidente y exministro en su escrito de defensa contra la nueva fianza, civil. La reforma de los muelles, ganando terrenos al Mediterráneo, representaba "la remodelación de 150.000 metros cuadrados de suelo urbano, hoy portuarios: Los metros más privilegiados de la bahía de Palma", palabras de Matas escritas por su letrado Rafael Perera.

Otras noticias

El expresidente balear ha sido increpado a su entrada en los juzgados. / TOLO RAMÓN

Jaume Matas reconoce ante el juez del caso Palma Arena que la decisión de contratar a Calatrava para el anteproyecto del palacio de la ópera  fue "política" y "plenamente legítima". / AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana