Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las bicicletas podrán circular por las aceras de más de tres metros

Tráfico modificará el Reglamento General de Circulación.- Las bicis podrán ir por el centro de la calzada en zonas 30.- Se prohíben los cascos de motos no homologados

La Dirección General de Tráfico (DGT) modificará el Reglamento General de Circulación para dar en las ciudades prioridad al peatón y a la bicicleta sobre los vehículos a motor. "Hasta ahora la norma marginaba al peatón y a la bicicleta", explica el subdirector de normativa de la DGT, Ramón Ledesma, durante la segunda jornada del Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial, que se celebra desde ayer en Córdoba. Pero a partir de ahora el reglamento se adaptará al nuevo modelo de ciudad.

"La DGT quiere fomentar el uso de la bicicleta no ya como medio de transporte alternativo sino preferente", asegura Ledesma. La reforma permitirá que las bicicletas puedan circular por aceras de más de tres metros, siempre y cuando circulen a un metro de la fachada, y ya no estarán obligadas a colocarse a la derecha, sino que podrán circular por el centro en todas las calles limitadas a 30", continúa el subdirector de normativa.

Además, el casco para los ciclistas será solo obligatorio para las vías interurbanas. "Es el momento de fomentar el uso de la bicicleta y no poner trabas", añade Ledesma.

El nuevo Reglamento, cuyo borrador estará listo este año, recoge diferentes experiencias y ordenanzas municipales" que ya se aplican y que han sido avaladas por el Tribunal Supremo. "Hasta el momento actual, la normativa prohíbe la circulación de las bicicletas por las aceras pero lo cierto es que los Ayuntamientos han ido estableciendo ordenanzas municipales que burlan este reglamento porque tienen necesidades que cubrir con respecto a las bicicletas", subraya Ledesma, que asegura que "ahora el reglamento dejará de ser un obstáculo para desarrollar las políticas municipales en materia de seguridad vial".

Es por ejemplo el caso de los carriles de contrasentido, recogidos en distintas experiencias europeas. Los Ayuntamientos podrán decidir a partir de ahora si la bicicleta puede o no ir en contrasentido.

Prohibidos los cascos quitamultas

El nuevo Reglamento General de Circulación prohibirá los cascos que no están homologados, los conocidos como quitamultas o calimero. Según Ramón Ledesma, "no son seguros para el conductor, si no te protegen, no sirven".

Ya no servirá tampoco disponer de exención médica para no llevar el casco. "Quien tenga un certificado médico" que le exima de llevar casco "no va a poder conducir motocicletas ni ciclomotores", zanja el subdirector de normativa de Tráfico.

Premio a las zonas 30

El proyecto de la ciudad de Pontevedra, que en 2009 modificó una ordenanza municipal para declarar todo el casco urbano zona 30, ha recibido el premio Movilidad Segura, por los esfuerzos que ha realizado por implantar una movilidad local más sostenible.

Según el alcalde pontevedrés, Miguel Anxo Fernández, las zonas 30 son efectivas cuando se modifica el trazado urbano con elementos como resaltos o estrechamientos de las vías, para que los conductores no puedan circular a gran velocidad. La medida ha sido, según el primer edil, muy efectiva, ya que en los "últimos años" no ha habido ninguna muerte por atropello en las vías "tratadas" y el número de heridos graves ha sido de entre 12 y 16.

Conclusiones del segundo Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial

La Carta de Córdoba recoge los 12 objetivos que se han marcado los participantes en el segundo Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial, con el fin de reducir la siniestralidad en el ámbito urbano y hacer del peatón su protagonista.

1. Integrar la seguridad vial en las estrategias locales de movilidad sostenible.

2. Constatar la necesidad de disponer de un observatorio para la movilidad urbana en la Administración General de Estado, un proyecto que el director de Tráfico, Pere Navarro, ha dicho que "está maduro".

3. Actuar sobre el diseño de las calles jerarquizando las vías según su uso.

4. Aumentar la protección de los colectivos más vulnerables mediante la extensión de zonas 30.

5. Planificar una red básica de carriles bici de conexión.

6. Experimentar diseños viales que ayuden a la convivencia de las motos.

7. Impulsar el camino escolar y los itinerarios seguros.

8. Reforzar de forma permanente los niveles de disciplina vial municipal, en especial en lo que se refiere a las infracciones más graves.

9. Adaptar el Reglamento General de Circulación a la nueva visión de la movilidad sostenible y segura, de forma que las ordenanzas municipales dispongan de un nuevo marco legal que les permita regular la movilidad a pie y en bicicleta en la ciudad.

10. Implantar sistemas que mejoren la recogida y el análisis de información sobre movilidad y accidentalidad vial urbana que alimenten la base de datos nacional de accidentes de tráfico.

11. Considerar a las víctimas como el centro en el que se focaliza la acción para la mejora de la seguridad vial.

12. Fomentar la participación y el debate ciudadano e impulsar los pactos locales de movilidad y seguridad vial.

Más información