Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sortu presenta su logo

Entre los objetivos de la nueva marca de Batasuna está el de convertir a la izquierda 'abertzale' en el "carril central" de la sociedad vasca

Diez personas, seis mujeres y cuatro hombres, todos desconocidos hasta ahora en el entorno de la izquierda abertzale han presentado esta mañana en Bilbao el nombre y el logotipo de la nueva marca de Batasuna.

Karmele Agirregabiria, en euskera, e Iñaki Zabaleta Urkiola, catedrático de la Universidad del País Vasco, en castellano, han sido los encargados de dar a conocer cuáles van a ser las principales apuestas de Sortu para la sociedad vasca. Sin explicar en ningún momento el porqué de la denominación ni el significado de la imagen que han elegido -una estrella en un fondo anaranjado sobre un sol naciente-, los portavoces han reiterado las líneas básicas que ayer avanzaron Rufi Etxeberria e Iñigo Iruin, rechazo a la violencia y apuesta por las vías democráticas, y han querido dejar claro que Sortu no es la continuación de ninguna otra iniciativa política.

Según han avanzado, el nuevo partido se caracteriza por un compromiso con el euskera y la cultura vasca y desde sus filas se va a luchar para impulsar una ciudadanía pluricultural y multilingüe. Uno de los objetivos de Sortu es ofrecer una voz real a la ciudadanía y para ello pretende reforzar en sus filas la presencia de la mujer y de la juventud, como base de su modelo para promover la igualdad dentro de la sociedad vasca.

En la rueda de prensa, en la que ninguno de sus 10 integrantes ha admitido preguntas, han indicado que su referencia es el socialismo como sistema para impulsar un cambio político y económico alejado del neoliberalismo que pueda proporcionar un reparto equitativo de la riqueza.

En este sentido, Agirregabiria y Zabaleta han confirmado que Sortu aspira a recabar la confianza de todo el espectro de la izquierda abertzale para lo que están determinados a contribuir a una alianza de las fuerzas políticas afines para convertir a esa izquierda abertzale en el "camino central" de la sociedad vasca.