Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asociación de víctimas critica el cambio de nombre de la estación del accidente de metro

Los familiares consideran que sustituir la denominación de la parada de Jesús "favorece el olvido" del siniestro en el que fallecieron 43 personas

La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro del 3 de Julio considera que el cambio del nombre de la estación de Jesús en Valencia es "un acto más para favorecer el olvido" del accidente en el que perdieron la vida 43 personas y otras 47 resultaron heridas. El convoy en el que viajaban las víctimas descarriló precisamente entre las estaciones de plaza de España y Jesús.

En una carta remitida a los medios de comunicación, la presidenta de la asociación, Beatriz Garrote, se ha referido así a la propuesta de cambiar el nombre de Jesús de la estación donde se produjo el siniestro en julio de 2006 al de Joaquín Sorolla, el mismo que la cercana estación provisional del AVE. "No parece tener mucha lógica cambiar el nombre de la estación de Jesús llamándola Joaquín Sorolla, aludiendo a que compartirá nombre con la nueva estación del AVE cuando dichas instalaciones son provisionales y las paradas que quedarán más próximas de la estación definitiva del AVE serán Babel o Xàtiva, pero no la de Jesús", ha argumentado Garrote.

La presidenta de la asociación también se ha referido a las declaraciones del consejero de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, quien calificó de "mentes retorcidas" a quienes vean en el cambio de nombre algún motivo relacionado con el accidente de julio de 2006. Para Garrote, dada la "poca transparencia, honestidad y claridad" del Gobierno Valenciano y de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, que gestiona la red de metro, "no es raro (ni mucho menos retorcido) que parte de la sociedad piense que el cambio de nombre sí está relacionado con favorecer el olvido del accidente".

"Y en caso de que nos equivoquemos y no haya más interés que el señalar la proximidad de la estación de Jesús a la estación provisional del AVE, pedimos que se renombre la estación manteniendo su apelativo actual, tal y como se ha hecho con otras estaciones, pasándose a llamar Jesús-Joaquín Sorolla", propone Garrote. La asociación se concentra en la plaza de la Virgen de Valencia cada día 3 para recordar que ni por la vía judicial ni la política se han establecido responsabilidades por el accidente. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, nunca ha recibido a la asociación.

También Esquerra Unida se ha pronunciado en contra el cambio de nombre y va a presentar una proposición no de ley en las Cortes Valencianas en ese sentido. Para la formación, suprimir el nombre de la estación de metro de Jesús supone "un paso más para enterrar definitivamente" el recuerdo del accidente del 3 de julio de 2006. La coordinadora de EU, Marga Sanz, ha señalado que el cambio es "injustificado" y constituye "una muestra de falta de sensibilidad" hacia las víctimas del accidente. Para Sanz, resulta "vergonzoso" que FGV esgrima como justificación del cambio la coincidencia con el nombre de la estación del AVE Joaquín Sorolla.