José Montilla llama a los socios del tripartito a exhibir "orgullo" por la obra realizada

"Hemos hecho más que cualquiera de los siete Gobiernos que nos han precedido", dice el presidente catalán

MIQUEL NOGUER Barcelona 4 OCT 2010 - 18:22 CET

El Gobierno tripartito catalán ha tenido problemas y altibajos durante toda la legislatura, pero ha trabajado más que cualquier otro de los siete ejecutivos anteriores. Por eso hay que sentirse "orgulloso" y defender su obra. Armado de estadísticas que prueban esta tesis y rodeado de sus cargos de confianza, el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha hecho esta tarde balance de cuatro años de gobierno antes de firmar el decreto de disolución del Parlamento que mete a Cataluña en plena campaña electoral hasta el 28 de noviembre. Montilla ha pedido a su partido, pero también a sus socios de Esquerra e Iniciativa, que propaguen la obra del Gobierno y no renieguen de la marca "tripartito", que cotiza a la baja en todas las encuestas.

En la conferencia de esta tarde Montilla ha defendido que su Gobierno ha estado pegado a la realidad en todo momento y que ha respondido con diligencia a los retos y problemas que han surgido. De esta manera ha justificado los "ajustes" obligados como consecuencia de la crisis, ha prometido seguir luchando para recuperar las partes amputadas del Estatuto catalán y ha recordado episodios conflictivos como la sequía de 2008.

El presidente de la Generalitat ha recordado que su Gobierno ha construido más vivienda social y más kilómetros de autovía que ningún otro, y que ha priorizado la red de asistencia social para amortiguar el impacto de la crisis. Con todo, ha admitido que se han cometido "errores" y ha llamado a sus altos cargos no esconderlos, al tiempo que les ha conminado a trabajar hasta el último día.

La defensa del tripartito ha sido total en un momento en que todos los partidos, en especial Esquerra Republicana, se distancian de esta fórmula. Para Montilla, este distanciamiento es "normal" por encontrarse Cataluña en campaña electoral, y ha pedido relativizar los desencuentros que ha tenido su gobierno. "No somos el guirigay del tripartito, como dicen algunos (...) no somos la desunión sistemática, tenemos sensibilidades diversas", concluyó. En opinión de Montilla el tripartito, con todos sus inconvenientes, ha representado mejor que ningún partido por separado la sensibilidad de los catalanes.

La conferencia, que ha acabado con la firma por parte de Montilla del decreto de disolución del Parlamento de Cataluña, ha contado con un público formado casi en exclusiva por altos cargos del Gobierno y por diputados del PSC. No han asistido ni el presidente de Esquerra Republicana, Joan Puigcercós, ni el de Iniciativa, Joan Herrera. Los socios minoritarios del tripartito han sido representados por sus consejeros en el Gobierno, lo que cuestiona la llamada de Montilla a sus socios a sentirse orgullosos y copartícipes de toda la labor del Ejecutivo.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana