La familia de Obama pasará parte de sus vacaciones en España

La primera dama estadounidense pasará la primera semana de agosto en Marbella junto a su hija menor, Sasha

MIGUEL GONZÁLEZ Madrid 25 JUL 2010 - 19:18 CET

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, pasara parte de sus vacaciones en España, acompañada solo por su hija menor, Sasha, de nueve años, puesto que la mayor, Malia, de 12, se encuentra en un campamento de verano. La esposa del presidente de EE UU tiene previsto venir a España en la primera semana de agosto, entre el 4 y el 8, para pasar unos días de descanso en un lujoso hotel de Marbella (Málaga). También podría desplazarse a Palma de Mallorca, donde coincidiría con los Reyes y probablemente con el matrimonio Zapatero.

Fuentes gubernamentales no descartan que el presidente Obama acuda a España para reunirse con su familia, sobre todo teniendo en cuenta que el próximo día 4 cumple 49 años, pero subrayaron que la Casa Blanca no ha dado ninguna indicación al respecto. Un alto funcionario de la Administración Obama aseguró, según la agencia Efe, que "el presidente no tiene planes para ir a España en agosto". La salida de Obama de EE UU al extranjero en un viaje privado puede resultar controvertida, especialmente cuando aún no se ha solucionado la fuga de petróleo del golfo de México, advirtieron las fuentes gubernamentales consultadas.

más información

En cualquier caso, el viaje de Michelle Obama a España se interpreta como una muestra de la buena relación entre los dos países y de la simpatía que este país despierta en los inquilinos de la Casa Blanca. El presidente norteamericano estuvo en España en su juventud y guarda recuerdos de su estancia en Barcelona. Michelle conoció al jefe del Gobierno español, a su esposa Sonsoles y a sus dos hijas en septiembre del año pasado, durante la recepción en la Casa Blanca a los mandatarios asistentes a la asamblea general de la ONU . Zapatero también coincidió con la pareja presidencial en la cumbre de abril de 2009 en Londres y en el Desayuno de Oración en Washington el pasado febrero.

Sin embargo, la visita oficial que Obama tenía previsto realizar a España en mayo pasado se canceló después de que el presidente de EE UU, alegando razones de agenda, decidiera suspender la cumbre entre la UE y EE UU que debía tener lugar durante la presidencia española de la Unión. Frente a la fría relación con su antecesor, George Bush, Zapatero ha multiplicado los gestos hacia Obama, acogiendo a cinco ex presos de Guantánamo o duplicando el contingente español en Afganistán.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana