Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero visitará a Obama en Washington el 4 de febrero

Es el segundo viaje del presidente del Gobierno a la Casa Blanca.- El objetivo es preparar la agenda antes de la reunión entre la UE y EE UU en mayo bajo presidencia española

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitará la Casa Blanca el 4 de febrero, invitado por el presidente de EE UU, Barack Obama, a una celebración anual denominada el Desayuno de oración. Se trata del segundo viaje de Zapatero a Washington, después de la cita del pasado 13 de octubre. Fuentes de la Moncloa habían apuntado que Zapatero intentaría reunirse con Obama antes de la cumbre entre la UE y EE UU que se celebrará en mayo.

El Desayuno de oración es una fiesta de origen religioso instaurada a mediados del pasado siglo a la que acude cada año el presidente de EE UU, acompañado por invitados de diferentes ámbitos de la política. Entre ellos, suele haber al menos un mandatario de algún otro país. Zapatero ha hecho referencia a este viaje en rueda de prensa en Viena junto al canciller federal austríaco, Werner Faymann, y ha indicado que se trata de un acto con una relevancia "significativa y muy singular". Preguntado sobre si ha sido invitado como presidente de la UE o de España, el jefe del Ejecutivo ha señalado que tendrán que ser los anfitriones quienes lo expliquen.

La presencia de Zapatero en la fiesta del próximo 4 de febrero servirá para que ambos mandatarios preparen la agenda antes de la reunión que mantendrán en España el próximo mes de mayo.

En el encuentro celebrado en Washington el pasado 13 de octubre, en el que se acabó con un largo desencuentro tras la mala relación que Zapatero mantenía con el anterior presidente de EE UU, George W. Bush, el jefe del Ejecutivo español trasladó a Obama su intención de ampliar el número de efectivos en Afganistán.

Ambos dieron muestras públicas de mantener una relación muy cordial y, al margen de Afganistán, hablaron de políticas de seguridad y de economía.

Antes de esa cita, los dos presidentes se reunieron en abril en Praga, durante la cumbre de la OTAN. Allí Zapatero aseguró que no había que preguntarse "qué podía hacer Obama", sino "qué podía hacer España por él".