Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haidar rehúsa aceptar la nacionalidad española

Un emisario de Moratinos explicó a la activista las "ventajas" de aceptar la oferta del ministro

Un emisario del titular de Asuntos Exteriores ha explicado este domingo en Lanzarote a la activista saharaui Aminatou Haidar las tres ofertas de su ministro para resolver la crisis desatada por su expulsión, el 14 de noviembre, del Sáhara Occidental por la policía de Marruecos, según fuentes conocedoras de la reunión.

Agustín Santos, director del gabinete de Miguel Ángel Moratinos, hizo especial hincapié en la propuesta de concederle la nacionalidad española mediante un procedimiento extraordinario, pero su interlocutora la rechazó. "No quiere ser extranjera en su propia casa", aseguró su abogada Inés Miranda.

Una vez provista de un pasaporte español, le había insistido Santos, podría viajar a El Aaiún, la capital sahariana. Si entonces Haidar fuese de nuevo rechazada por la policía marroquí su devolución a Canarias, dijo, se convertiría en un problema entre España y Marruecos.

Un desvanecimiento de la activista saharaui obliga a acortar la reunión con el director del gabinete del ministro

Haidar lleva dos semanas en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote para poder regresar a El Aaiún dónde vivía con sus dos hijos y su madre. Tras 90 minutos de conversación con Santos y sus dos colaboradores se mostró muy cansada, sufrió incluso un desvanecimiento, que obligó a acortar el encuentro. Se desplazó a una sala adyacente para descansar.

Horas después la reunión se reanudó, pero ya sin ella. La activista estuvo representada por Inés Miranda, su abogada, y por Camilo Ramírez, presidente de la federación que reagrupa a las asociaciones de apoyo al independentismo saharaui. La conversación fue grabada.

Los otros dos ofrecimientos de Moratinos fueron ya anunciados el 20 de noviembre en un comunicado y consisten en que ella solicite en el Consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria un pasaporte marroquí. Si no lo obtiene España le otorgaría rápidamente el estatuto de refugiado con el consiguiente título de viaje que tampoco le garantiza la entrada en El Aaiún.

Haidar no acepta ninguna de estas tres ofertas. Argumentó que las autoridades españolas acataron la decisión marroquí de expulsarla al obligarla a entrar, el 14 de noviembre, en Lanzarote en contra de su voluntad. Ahora les corresponde a ustedes, añadió, reparar la injusticia presionando sobre Marruecos para que permita mi regreso.

"Es España quién impide que Haidar vuelva a casa y esté con sus hijos", afirmó la abogada, según la agencia Europa Pess.

Santos ha sido el primer funcionario del Gobierno que ha tenido un contacto directo con Haidar desde que llegó a España. El sábado Moratinos llamó, sin embargo, por teléfono a la huelguista a la que expresó su admiración. Su emisario lamentó la situación que se ha creado e insistió hasta la saciedad en que el Gobierno ha respetado la legalidad internacional y la española. Recordó que no ahorra esfuerzos por encontrar una salida.

El enviado de Moratinos señaló, por último, que España no reconoce los acuerdos de Madrid de 1975, mediante los cuales cedió el Sáhara a Marruecos y Mauritania, y aboga por la autodeterminación de los saharauis. Rabat fundamenta jurídicamente en esos acuerdos, que siguen siendo parcialmente secretos, su derecho a controlar la antigua colonia española.

Un centenar de personas dieron al "bienvenida" a Santos en el aeropuerto de Lanzarote coreando eslóganes en apoyo a Aminatou Haidar y a favor de la independencia del Sáhara.

Almodóvar teme por la vida de Haidar

El director de cine Pedro Almodóvar ha asegurado que teme por la vida de Aminatou Haidar, en huelga de hambre desde hace dos semanas, y ha dicho que le "aterra la idea de que esta mujer se esté inmolando". El cineasta ha querido demostrarle a Haidar que no está sola, que es una heroína contemporánea, víctima de una mala política "que se hizo hace un montón de años, pero que hay que solucionarlo", y que "es más necesaria viva que muerta para que la lucha continúe".

Almodóvar ha participado esta mañana en un concierto solidario organizado por el actor Willy Toledo y la cantante Macaco, celebrado en Rivas-Vaciamadrid, y que ha contado con la participación, entre otros, de Carmen París, Juan Diego Botto, Marien Hassan y la actriz Pilar Bardem. Los cientos de personas que han asistido a este concierto ha coreado gritos en defensa de la libertad del pueblo saharaui y de Aminatu Haidar: 'Todos somos Aminatu', 'Sáhara libertad' y 'Marruecos culpable España responsable', así como la petición de dimisión del ministro Miguel Angel Moratinos.

Según el cineasta, "ella quiere volver a su tierra para vivir con sus hijos y su madre; es lo que el Gobierno y la diplomacia debe intentar conseguir", aunque ha reconocido que es difícil.

Entre los espectadores se encontraba el diputado y portavoz de IU en el congreso, Gaspar Llamazares, que ha asegurado que apoya la lucha de Haidar y que el Gobierno español "tiene la obligación de presionar al marroquí para que reconozca a Haidar y que regrese a su país" y tiene que decidir "si antepone los derechos humanos o antepone la relación con Marruecos" y que no se puede "pisotear el derecho de Haidar a regresar a su propio país".

El concierto, que continúa durante parte de esta tarde, contará con las actuaciones de Kiko Veneno, Bebe, Muchachito Bombo Infierno, Delinquentes, Pedro Guerra, Luis Pastor, Ismael Serrano, Alba Flores, Fernando Tejero, Eduardo Noriega, Pepin Tre, Paca Gabaldón, Pepe Viyuela, Mónica Cruz, Kira Miró, Melani Olivares, Olga Rodríguez, Marta Nebot, y Javier Fesser, entre otros (EFE).

Más información