Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata y descuartiza a su compañera en Elche

La mujer había declarado hace 13 días contra una pareja anterior por maltrato.- No había presentado ninguna denuncia contra su presunto asesino

Un nuevo y brutal episodio de violencia doméstica ha sacudido la población de Elche. Un hombre ha matado y descuartizado a su compañera sentimental, de 35 años, y luego ha tirado los restos del cuerpo en varios contenedores. El agresor, de 49 años, fue arrestado a última hora de la noche del domingo. En su declaración ante la policía, el detenido ha reconocido la autoría del macabro crimen.

La pareja vivía en el 5º piso del número 11 de la calle Juan Perpiñán, en el barrio del Pla de la capital ilicitana. Los restos de la mujer, María Paz M.G., fueron hallados sobre las 16.00 de ayer por dos personas que rastreaban entre la basura de los contenedores de esa calle. Uno de ello encontró la pierna de la víctima en el interior de una bolsa de plástico y alertó a la policía. El juez de guardia ordenó el precinto de los contenedores. Unas horas más tarde, los agentes arrestaban en el barrio al supuesto homicida, que según la policía, cuenta con antecedentes por robos con violencia.

Maltratada por dos parejas

Vecinos del barrio aseguran que la pareja, ambos de nacionalidad española, vivía en la zona desde hacía unos cuatro meses. Y resaltaron que la noche del sábado oyeron a la mujer pedir auxilio. La policía sospecha que el hombre mató y descuartizó a la mujer en el interior de la casa donde moraban a tenor de la cantidad de manchas de sangre y restos del cadáver que encontraron por todas las dependencias de vivienda.

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la víctima no había presentado ninguna denuncia contra el presunto autor de su muerte, pero en el juzgado de violencia sobre la mujer había dos procedimientos por denuncias presentadas por ella contra otra dos parejas sentimentales que tuvo anteriormente. La primera denuncia finalizó con una sentencia condenatoria de conformidad, en marzo de 2008, y la segunda estaba todavía en trámite.

De hecho, la mujer había estado declarando en el juzgado el 2 de junio, y ese día manifestó a la juez que no deseaba una orden de alejamiento respecto de su ex pareja. El TSJCV ha advertido de que la familia de la víctima se encuentra "tremendamente afectada", por lo que pide a los medios de comunicación ser "respetuosos" a la hora de informar.