Muere la última superviviente del 'Titanic'

Millvina Dean, de 97 años, no tenía recuerdos de la tragedia que le condicionó toda la vida

ELPAÍS.com Madrid 31 MAY 2009 - 23:41 CET

Millvina Dean, la última superviviente del Titanic, ha muerto este domingo a los 97 años. Millvina tenía tan sólo nueve semanas de vida cuando el trasatlántico más famoso del mundo naufragó al chocar contra un iceberg en las gélidas aguas del Oceano Atlántico. Era el 15 de abril de 1912, y el Titanic, uno de los barcos más lujosos de la época, estaba cubriendo su trayecto inaugural, con origen en el puerto de Southampton y destino final en Nueva York.

En el naufragio murieron 1.517 personas, muchas de ellas debido a la ausencia de botes salvavidas preparados para una evacuación masiva. Pero a Dean, que por su corta edad no pudo guardar recuerdos de la tragedia, le sorprendió la muerte casi un siglo después en el geriátrico de la localidad de Hampshire donde vivió los últimos años de su vida.

Según ella siempre contó, su familia se embarcó en el Titanic con destino a América, donde pensaba empezar una nueva vida y abrir una tienda de tabaco en Kansas. Viajaba en un camarote en tercera clase. La madre de Dean y dos de sus hermanos también sobrevivieron para contarlo. Pero su padre engrosó la larga lista de fallecidos en aquella fatídica jornada para la navegación europea.

Golpeada por el infortunio, la familia no tuvo más remedio que volver a Southampton, donde Dean no vivió nada semejante el resto de su vida.

Pese a su total ausencia de recuerdos, siempre mantuvo que el accidente le condicionó la vida, porque su destino era criarse en Estados Unidos y no volver a Reino Unido. "Si no fuera porque el barco se fue a pique, yo sería ciudadana de América", solía decir con frecuencia.

En 1985 el naufragio del Titanic saltó de nuevo a las páginas de los periódicos de medio mundo porque ese año se descubrió el lugar exacto donde se produjo el impacto y posterior hundimiento del trasatlántico. Ella, que entonces tenía más de 70 años, fue otra vez protagonista y todos querían contar con su testimonio. "Creo que muchas veces piensan que yo soy el Titanic", dijo entonces Dean.

Pese a lo que pudiera parecer por sus declaraciones, ella nunca se cansó de contar la historia. "Me gusta porque me ha permitido viajar a muchos sitios y conocer a mucha gente. Nunca me hartaré de ello", admitía.

La película de Cameron

Al parecer, Dean siempre se resistió a ver la película de James Cameron que, con Leonardo diCaprio y Kate Winslet como pareja protagonista, recreaba con grandes dosis de épica la historia del barco. Tenía miedo de sufrir al ver las imágenes.

Pero fueron sus protagonistas los que a comienzos de mayo, al saber de las dificultades económicas que atravesaba Millvina, que no tenía dinero para costear su ingreso en el geriátrico, decidieron unir sus fuerzas. Di Caprio, Winslet y Cameron donaron 22.000 euros para cubrir los gastos de la mujer durante el tiempo que le quedara de vida . Dean también se vio obligada a vender autógrafos para pagar las cuentas pendientes.

La película que relata la historia de este barco recaudó más de 1.319 millones de euros y ganó estatuillas en 11 categorías de los Oscar en 1997. Al llamamiento de ayuda para Dean acudieron todos los beneficiarios del éxito, a excepción de Celine Dion, la cantante canadiense que puso voz a la banda sonora del filme.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

España es el tercer país que más inversión pide al ‘Fondo Juncker’

Bruselas identifica 60 proyectos en suelo español, la mitad en redes de transporte

Vicky Peña: “Hay que pasar página, pero antes hay que leerla”

La actriz interpreta ‘El largo viaje del día hacia la noche’, sobre la felicidad y el fracaso

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana