Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La trama corrupta vinculada a administraciones del PP

El alcalde de Pozuelo también dimite por su relación con la trama corrupta del PP

Jesús Sepúlveda renuncia dos horas después que el alcalde de Arganda y por la misma causa.- Garzón implica además a los regidores de Majadahonda y Boadilla

Dos dimisiones en el plazo de dos horas aunque ambos se declaran inocentes y calumniados. El primero, a las once de la mañana, ha sido alcalde de la localidad madrileña de Arganda del Rey, Ginés López Rodríguez, que ha presentado su renuncia como regidor, su entrega del acta de concejal y su "suspensión temporal" de militancia del PP después de que Baltasar Garzón le implicara anoche en la presunta trama de corrupción que afecta a este partido. A la una, el alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, ha seguido sus pasos por las mismas razones. El primero ha leído una declaración sin posibilidad de preguntas, mientras que el segundo no ha dado la cara, de momento, y ha sido su servicio de prensa quien ha difundido un comunicado. Pero ambos textos son sorprendentemente iguales en el fondo y en la forma.

Esta mañana, a las once en punto, el alcalde de Arganda -situado al suroeste de la Comunidad de Madrid y con algo más de 50.000 habitantes- ha despachado su renuncia en apenas tres minutos, los que ha durado la lectura de un declaración tras la cual no ha admitido preguntas. Estaba rodeado de 11 concejales y otros altos cargos de la corporación local, en total una veintena. López Rodríguez ha comenzado por lamentar y criticar el hecho de haberse enterado de su implicación en la trama por los medios de comunicación. En este punto, ha denunciado que se encuentra en un estado de "indefensión" absoluta porque desconoce los hechos dictados en el auto y ha subrayado que jamás ha realizado "ningún acto fuera de la legalidad". En su declaración, ha sostenido que confía en la Justicia y que se pone "a su disposición para aclarar los hechos".

"He solicitado voluntariamente a la dirección del PP la suspensión cautelar de mi militancia hasta que se aclare la situación actual", ha revelado el primer edil, para añadir: "Con la finalidad de dejar al margen a la institución a la que represento y quiero, y por coherencia personal con lo que siempre he defendido, pensado y luchado, dimito como alcalde de Arganda". Según la investigación del juez de la Audiencia Nacional, que tuvo que interrumpir ayer para inhibirse en favor de los tribunales superiores de justicia de Madrid y Valencia, durante su mandato cobró 523.439 euros de las empresas de Francisco Correa, el presunto cerebro de la red de corrupción y tráfico de influencias. Garzón ha rebajado hoy la cifra, de los 1,3 millones de euros que decía su auto a 523.439.

Y después, Pozuelo

Tras la lectura de su renuncia, ha entregado el acta de concejal y ha presentado su dimisión como alcalde en un pleno convocado al efecto y celebrado al mediodía. Su sustituto es el actual teniente de alcalde, Pablo Rodríguez Sardinero. Entra en la corporación Tomás Fernández Leganés, el último de la lista del PP, de modo que la distribución de fuerzas sigue siendo 12 concejales el PP, siete el PSOE y dos IU. Momentos después del anuncio de López Rodríguez, Aguirre ha revelado que Sepúlveda, ex marido de Ana Mato y fontanero de José María Aznar, también había pedido la suspensión de la militancia del partido, pero no ha dicho nada sobre la Alcaldía. Aguirre ha indicado que con estos ceses los dos imputados pretenden "demostrar su inocencia" y ha afirmado que el PP respalda "absoluta y totalmente" su decisión. Fuentes del PP de Madrid han añadido que la dimisión del alcalde de Pozuelo, que ha pasado la mañana reunido con los miembros de su equipo de gobierno, era "inminente".

Y así ha sido, esta vez sin sobresaltos -a diferencia de Arturo González Panero, ahora ex alcalde de Boadilla, también imputado en la trama y que fue el primero en dejar el puesto por esta causa tras varios amagos-. A través de un comunicado, que contiene frases idénticas a las pronunciadas por su compañero de filas, Sepúlveda ha anunciado que deja la corporación local de este municipio de más de 80.00 habitantes situado al oeste de la capital. La nota del alcalde, que según Garzón se llevó 422.992 euros de la trama, sostiene que todas las imputaciones son "radicalmente falsas", "carecen del menor fundamento" y se refieren "a indicios falsos que la propia Fiscalía Anticorrupción rechaza por inconsistentes". Sepúlveda agrega que "son imputaciones calumniosas e inciertas realizadas sin prueba alguna". Al igual que López Rodríguez, subraya: "Jamás he realizado actuación alguna al margen de la más estricta legalidad". "Me siento profundamente indignado. Es evidente que nos encontramos ante un mero episodio Garzón, caracterizado, como ha reconocido la fiscalía, por su arbitraridad", continúa la nota.

También "con el objetivo" de que su defensa "no perjudique al PP", ha solicitado la "suspensión cautelar" de su militancia y, para "dejar al margen" al ayuntamiento y a los vecinos, y por "coherencia personal", presenta su dimisión. Ginés López Rodríguez y Jesús Sepúlveda se suman así a las tres cabezas de altos cargos que ya habían rodado hace unos días a causa del mismo caso Gürtel. Se trata de Arturo González Panero, de Guillermo Ortega, ex alcalde de Majadahonda y que cesó como gerente del Mercado Puerta de Toledo -un cargo designado por el Gobierno de Esperanza Aguirre-; y de Alberto López Viejo, ex consejero madrileño de Deportes. Esta misma mañana, el PP ha suspendido de militancia a todos los implicados por Garzón en la causa, salvo los que no están imputados porque son aforados y cuya situación depende ahora de los tribunales superiores. Son el presidente valenciano, Francisco Camps; el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa; Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco -los tres diputados autonómicos de la Asamblea de Madrid-.

Cospedal: "Ejemplaridad, tranquilidad y garantía"

El tercer acto de este guión lo ha protagonizado la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que tras las renuncias ha declarado que los dos alcaldes han dimitido para "evitar daños al partido" y que ambos "han antepuesto el interés" del PP al suyo propio. Respecto al regidor de Pozuelo, ha dicho "no aparece imputado por su gestión municipal".

Además, Cospedal ha vuelto a descalificar la investigación de Garzón, quien actúa con "animadversión al PP" y por "las insidiosas afirmaciones en los autos que no se justifican con los hechos". No obstante, la número dos de Rajoy ha manifestado que el PP confía "en la justicia" y que este partido actuará "con contundencia contra los militantes que hayan cometido alguna irregularidad". Preguntada por los periodistas, ha agregado que el PP exigirá responsabilidades a los implicados en la trama de corrupción "no sólo cuando haya una sentencia firme, sino cuando la investigación demuestre que han cometido alguna irregularidad".

Por último, ha desgranado los principios que rigen la actuación de los populares en este asunto: "Ejemplaridad, tranquilidad para los militantes y la garantía de que la financiación del partido es regular".

Más información