Tres pilotos del Ejército del Aire muertos en un accidente aéreo en Albacete

Son dos los aparatos siniestrados y realizaban vuelos de entrenamiento.- "Oí una fuerte explosión y luego vi una humareda muy negra", dice el capataz de la finca en la que ha caído uno de los aparatos

PABLO X. DE SANDOVAL / VICTORIA TORRES Madrid 20 ENE 2009 - 13:41 CET

El teniente Roberto Carlos Álvarez Cubillas, el capitán Jerónimo José Carbonell Rodríguez y el capitán Fernando Negrete Usón / MINISTERIO DE DEFENSA

Tres pilotos del Ejército del Aire, dos capitanes y un teniente en prácticas, han muerto esta mañana en un accidente aéreo registrado al sur de la provincia de Albacete. Se trata de dos aviones Mirage F-1, que han chocado sobre las 10.15 por causas que se desconocen cuando realizaban sendos vuelos de entrenamiento. Los aparatos han caído en fincas particulares, donde no han provocado víctimas ni daños materiales. En un primer momento se ha localizado a dos pilotos y poco después al tercero, al que buscaban efectivos de Defensa, según ha confirmado a esta web un portavoz del ministerio. Los tres fallecidos, el capitán Jerónimo José Carbonell Rodríguez, el también capitán Fernando Negrete Usón y el teniente Roberto Carlos Álvarez Cubillas, pertenecen al ala 14 de la base aérea de Los Llanos en Albacete. La ministra de Defensa, Carme Chacón, viaja este mediodía a Albacete.

El portavoz de Defensa ha confirmado que las víctimas son dos capitanes del Ejército del Aire y un teniente en prácticas del ala 14 de Los Llanos. Carbonell Rodríguez era piloto de la 56 promoción de la Academia General del Aire. Estaba casado, tenía 29 años y era natural de Murcia. Negrete Usón era piloto de la 52 promoción de la Academia General del Aire. Estaba casado y con dos hijos, tenía 33 años y era natural de Zaragoza. Álvarez Cubillas, piloto de la 59 promoción de la Academia General del Aire y alumno del curso de pilotos de Mirage F-1, estaba soltero, tenía 29 años y era natural de León. El capitán Carbonell pilotaba uno de los aviones siniestrados, y el capitán Negrete y el teniente Álvarez viajaban en el otro aparato, que era de doble mando.

No se han registrado más daños materiales que el propio choque entre los aparatos, según Defensa. La subdelegación del Gobierno en Albacete han informado por su parte de que el accidente ha ocurrido en una finca particular dedicada a la caza y a la agricultura llamada El Guijoso, de 3.000 hectáreas y situada en la carretera de Ossa de Montiel a El Bonillo, dentro del término municipal de este pueblo, a 69 kilómetros de la capital provincial. "Oí una fuerte explosión y luego vi una humareda muy negra". Así describe el suceso Doroteo Cañas, capataz de El Guijoso, propiedad de Bodegas y Viñedos Sánchez Muliterno. Cañas se encontraba en su coche, a unos dos kilómetros, cuando un Mirage del Ejército se ha estrellado en el recinto donde trabaja. El otro avión ha caído en una finca colindante, El Sabinar, en el límite de los términos de El Bonillo y Ossa de Montiel.

Los restos de los aparatos, en una hectárea

En la zona de monte bajo donde ha caído el avión no se encontraba nadie cazando ni personal de la finca trabajando. Los restos del avión ocupan aproximadamente una hectárea, según el relato del capataz, y en este momento la zona está completamente acordonada, con equipos del Ejército y de la Guardia Civil examinando los restos del siniestro. Los alcaldes de El Bonillo y Ossa de Montiel se encuentran en el lugar de los hechos. A mediodía ha partido Carme Chacón a la base aérea para conocer sobre el terreno las circunstancias del accidente y ver a las familias de las víctimas. También tiene previsto acudir el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

La finca tiene además varias casas rurales con capacidad para entre 30 y 40 personas, pero hoy no había nadie alojado, según ha explicado a esta web Rocío Juncos, enóloga de la finca. "Cuando se ha producido el siniestro yo estaba trabajando en la bodega y no lo he visto, lo que sé es que dos aviones han chocado en el aire y han caído en el monte", ha indicado la enóloga. Al conocer la noticia, ha salido de la bodega y ha visto una gran bola de fuego en forma de seta y mucho humo a varios kilómetros de distancia. Juncos ha añadido que los trabajadores de la explotación, unas diez personas que viven en cuatro casas, siguen con sus tareas con normalidad. "Los altos cargos de la empresa, el capataz y el guarda, sí se han desplazado al lugar", ha añadido.

Tras perderse el contacto con los dos aviones, en la base aérea de Albacete se han activado todos los protocolos de búsqueda por parte del Ejército del Aire y de la Guardia Civil. A las 10.45 se ha localizado el aparato en el que viajaba un solo piloto y el cuerpo sin vida de su único tripulante. Pasados unos 15 minutos, se han hallado los restos del segundo aparato siniestrado, de doble mando, a unos tres kilómetros del primero, y se recuperaron los restos de sus dos ocupantes. Los Mirage F-1, cuya misión es interceptar aparatos enemigos y ataques a tierra, son de fabricación francesa, volaron por primera vez 23 de diciembre de 1966 y entraron en servicio en España en 1975.

El pésame de Rajoy

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha expresado su "sentimiento y pesar" a las familias de los tres pilotos y ha elogiado la labor que realizan las Fuerzas Armadas en defensa de la libertad y la seguridad.

Un caza veterano

El Mirage F-1 es un caza monomotor interceptador y de ataque a tierra que entró en servicio en el Ejército del Aire español en 1975 y que voló por primera vez el 23 de diciembre de 1966. Pese a su veteranía, es un aparato con unas prestaciones todavía notables, pues puede alcanzar una velocidad máxima de Match 2,2 (2.335 kilómetros por hora) con un radio de acción máximo de 3.300 kilómetros. Su techo máximo operativo es de 20.000 metros.

Su armamento lo componen dos cañones Defa de 30 milímetros, tres misiles Matra r-530 o super 530, dos misiles Matra Magic o 4.000 kilos de bombas. Fabricado por la empresa francesa Marcel Dassault, las primeras quince unidades entregadas al Ejército español, según el Ministerio de Defensa, llegaron a la Base de Los Llanos, en Albacete, en 1975 y recibieron la denominación de C-14. En 1976 fueron encargados nueve aviones más y en 1978, otros 48, de los cuales seis serían en la configuración biplaza y veinticuatro corresponderían a la versión monoplaza más avanzada F-1E, con posibilidad de abastecimiento en vuelo y aviónica (instrumentación) más moderna.

Actualmente los F-1 en servicio se encuentran destinados sólo en el Ala 14, ubicada en la Base Aérea de Albacete, y algunos de ellos estuvieron desplegados en 2005 en los Países Bálticos, bajo el auspicio de la OTAN y para misiones de policía aérea. Al margen de Francia, otros diez países, incluida España, adquirieron 473 unidades de este avión de combate, según el fabricante francés.

Otras noticias

Las víctimas son el Capitán Jerónimo José Carbonell Rodríguez, de 29 años, casado y natural de Murcia; el Capitán Fernando Negrete Usón, de 32 años, casado con dos hijos y natural de Zaragoza y el Teniente Roberto Carlos Álvarez Cubillas, de 29 años, soltero y natural de León. / VNEWS

Últimas noticias

Ver todo el día

Salud quiere que los mandos del ICS puedan tener más de un cargo

La Generalitat aprovecha la Ley de Acompañamiento para incluir cambios en el ICS

Los siete pasos hacia la secesión

Mas plantea un proceso participativo para sentar las bases de la Constitución catalana

En un mundo más caliente, América Latina lleva las de perder

La región no es la que más produce gases de efecto invernadero, pero es una de las que corre más riesgos climáticos

¿Sabemos?

Todos preocupados por Podemos y nadie sabe exactamente lo que dicen o piensan

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana