Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y PP empatan en estimación de voto

Ambas formaciones cuentan con el respaldo del 39,7% del electorado, según el CIS.- El paro se sitúa como el problema principal para los españoles

El PSOE y el PP empatan en estimación de voto, según los datos del barómetro de octubre presentados hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Las dos formaciones obtendrían el 39,7% si se celebraran elecciones en este momento. Los socialistas ascienden dos décimas con respecto al último sondeo, mientras que los populares suben cuatro y consiguen así recortar la diferencia de dos décimas que les separaba.

En las elecciones generales de marzo, el PSOE y el PP obtuvieron el 43,6% y el 40,11% de los sufragios. Desde entonces, la diferencia se ha ido reduciendo hasta llegar los populares por primera vez al mismo porcentaje de los socialistas, lo que además no se producía desde el cambio de Gobierno de 2004.

Subidas de CiU y UPyD

IU continúa como tercera fuerza política, con el 4,8 % de voto, aunque pierde cinco décimas respecto al barómetro de julio. CiU llega al 3,8%, cinco décimas más que en la anterior encuesta y UPyD se consolida como quinta formación, al conseguir el 2,9" en estimación de voto, frente al 2,5 % de julio

El presidente del Gobierno del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mantiene como el líder más valorado con una puntuación de 4,73 por delante del presidente del PP, Mariano Rajoy, con un 3,88. Ambos sufren un ligero desgaste, mayor en el caso del popular, al descender dos centésimas y 11 décimas respectivamente, en relación con el último barómetro. Los encuestados consideran además que el Ejecutivo está más capacitado que el PP para afrontar todos los retos de la sociedad.

El paro, principal preocupación

La preocupación por el desempleo, que se ya disparó en el mes de septiembre, sigue creciendo en las encuestas del CIS y lo citan como el principal problema el 64,9% de los ciudadanos. Tras el paro, también crece la preocupación por la economía, que es mencionada por un 54,7% de los encuestados, y desciende ligeramente la inquietud por la inmigración, aunque sigue siendo el tercer problema principal para un 24,5%, seguido del terrorismo y ETA, en cuarto lugar, con un 22,5%.

Los problemas de índole económica son los que más le afectan personalmente a los ciudadanos, seguido del desempleo (un 31,1%) y la vivienda (17,2%) de los españoles. Los encuestados creen que el paro es el cuarto problema al que el Gobierno presta más atención (un 14,6% opina así), y un 27,9% cree que dedica más atención a los problemas económicos, un 16% a la inmigración y un 15,1% al terrorismo.

En opinión del 63,4% de los encuestados, la situación económica de España es mala o muy mala, frente el 30,8% que la ven regular y el 5% que cree que es buena o muy buena. Al igual que en el anterior sondeo, casi la mitad de los ciudadanos cree que la situación económica será peor dentro de un año, cifra que sube del 44% al 47% mientras que los que piensan que será mejor desciende del 13,7% al 12,2%.