Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia cifra en el 73% el seguimiento del paro de secretarios judiciales

El ministro de Justicia asegura que "si alguien pretende ser intocable, no lo conseguirá" y que el paro de funcionarios pretende presionar al Poder Judicial

El Ministerio de Justicia ha ofrecido este martes una cifra del seguimiento de la huelga de secretarios judiciales: el 73,2% de los funcionarios no ha trabajado entre las 10.00 y las 13.00 en protesta por la sanción impuesta a Juan Gálvez por su negligencia en el caso Mari Luz, la niña de Huelva supuestamente asesinada por Santiago del Valle, quien no estaba en prisión y siguió delinquiendo debido a una concatenación de errores judiciales. La cifra de Justicia coincide con la opinión expresada ayer por la mañana por el secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez, quien habló de "seguimiento intenso" e "incidencia notable" en los ciudadanos.

Según los datos del Ministerio de Justicia, en la Audiencia Nacional la huelga ha tenido un seguimiento del 90,8%. Por Comunidades Autónomas, siempre según los datos del departamento de Mariano Fernández Bermejo con los números enviados desde las Secretarías de Gobierno, destaca Cantabria, con el 80,3%, Navarra con el 79,2%, mientras que en el País Vasco, sólo el 58,2% de los secretarios judiciales lo han secundado. En Andalucía, donde se produjeron los errores judiciales, el paro ha sido del 77,3%; Madrid, con el 78,6% y Galicia (74,5%), están también entre las que más han parado.

"No parece muy explicable este movimiento que pretende presionar al Consejo General del Poder Judicial", ha declarado Fernández Bermejo sobre la huelga. El ministro ha rechazado el paro de tres horas convocado por los funcionarios. Bermejo, contra el que se han lanzado gritos de dimisión durante las concentraciones, ha calificado de "huelga encubierta" la actitud de los jueces ante el paro. Esa "huelga encubierta" es la decisión "inexplicable" de los jueces de aprovechar el paro para reunirse en las juntas. Además, en su opinión, ha habido una "defensa corporativa" de la secretaria judicial.

"Si alguien pretende ser intocable, no lo conseguirá. En el Estado de Derecho, si hay una negligencia tan grave, funcionan los mecanismos y se sanciona", sentenció el ministro de Justicia antes de entrar en el Congreso de los Diputados para asistir al debate sobre los Presupuestos Generales del Estado. Para Bermejo, resulta "lamentable" que los jueces muestren "esa actitud", pues, según ha recalcado, su concepto del poder judicial "es bastante elevado como para entrar en dinámicas" como las de ayer.

El presidente del Gobierno también se ha referido a la que es la noticia del día. "Los jueces cumplen su función, tienen un mandato y lo hacen con absoluta independencia", ha dicho José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha subrayado que su Ejecutivo respeta "escrupulosamente todos los poderes". Ha reconocido -en alusión a la sanción a la secretaria judicial y al juez Tirado por el caso Mari Luz- que "es verdad que puede haber decisiones que no gusten a los colectivos" pero hay "instrumentos de reacción" para recurrir.

Esfuerzos por modernizar la Justicia

Entre la clase política, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha asegurado que el paro "carece de justificación alguna" y ha rechazado que haya injerencias del Gobierno en el caso Mari Luz, a la vez que ha subrayado "el máximo esfuerzo" que desde hace cuatro años y hasta la actualidad viene realizando el Gobierno para modernizar la Justicia y dotarla de medios.

Por su parte, el portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo-Figueroa, ha recordado que hubo "excesos de opinión" en las críticas a la sanción impuesta por el Poder Judicial al juez Tirado, cuando "desde la política no debe hacerse una valoración de las decisiones internas en la órbita disciplinaria".

El presidente del PP andaluz y vicesecretario Territorial del partido, Javier Arenas, ha denunciado la "persecución" del Gobierno socialista a los funcionarios de la Administración de Justicia y ha exigido al ejecutivo que sea "escrupulosamente respetuoso con la independencia de los jueces".