Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Técnicos de los Tedax desactivan un sobre bomba en una inmobiliaria de Vigo

El delegado del Gobierno asegura que el "pequeño" artefacto contenía menos de 30 gramos pólvora y sólo pretendía "asustar"

Agentes del equipo de Técnicos de Desactivación de Explosivos (Tedax) han desactivado hoy un pequeño sobre bomba en una empresa del sector inmobiliario situada en la calle Padre Don Rúa de Vigo. En torno al mediodía la empresa, que se corresponde con el Grupo Atlántico Promociones Inmobiliarias, ha recibido un sobre postal que, una vez abierto por los empleados, ha despertado las sospechas de estos, por lo que alertaron al Cuerpo Nacional de Policía.

El delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, ha tacado que el "pequeño" artefacto explosivo contenía menos de 30 gramos pólvora -sustancia que deberá ser confirmada por el análisis- incluida en una caja de puros que estaba colocada dentro de una agenda vaciada, con el que se pretendía "asustar".

Los agentes desplazados hasta el lugar han comprobado que dentro del había una agenda y dentro de ésta un pequeño artefacto explosivo, que ha sido desactivado por efectivos policiales sin que se registrasen daños materiales ni personales. Según el Cuerpo Nacional de Policía, todos los indicios apuntan a que el objetivo era "sembrar la inquietud en sectores empresariales relacionados con el urbanismo".

La zona ha permanecido acordonada durante alrededor cerca de una hora. Los curiosos que han preguntado a los agentes qué ocurría no eran informados de la presencia de un artefacto aunque sí les explicaan de que "había un objeto peligroso y pequeño", ha explicado una vecina.

Paquetes bomba anteriores

El artefacto de hoy no es el primer explosivo colocado en una inmobiliaria de la provincia de Pontevedra. En noviembre de 2007 un artefacto estalló en un establecimiento de Cangas, en el céntrico barrio de O Forte. En mayo de ese mismo año, en la misma localidad, efectivos de la Guardia Civil realizaron una detonación controlada de un explosivo hallado en una olla exprés colocada en una construcción de la parroquia de Darbo.