Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La movida monegasca

Pedro Almodóvar y otros artistas españoles rememoran el Madrid de los 80 en el Baile de la Rosa

No estaban todos, pero sí muchos de los que protagonizaron la movida madrileña. Un grupo de artistas españoles capitaneados por Pedro Almodóvar acudieron anoche al tradicional Baile de la Rosa, la gala benéfica que cada año organiza la Casa Real del Principado de Mónaco.

En esta ocasión, la organización se ha encargado de recrear el ambiente de los años 80 madrileños en los lujosos salones del hotel Sporting de Montecarlo. La princesa Carolina, el príncipe Alberto y su novia, la nadadora olímpica surafricana Charlene Wittstocke, han recibido a las actrices Bibiana Fernández y Rossy de Palma, a Alaska y Nacho Canut, y a la cantante Luz Casal, entre otros.

Realeza y trasgresión

Un grupo de exuberantes travestis han recibido a los invitados a la fiesta, a la que también han acudido los hijos de Carolina, Pierre y Carlota. No ha asistido el tercer Casiraghi, Andrea, y tampoco, un año más, la princesa Estefanía.

Una vez dentro del salón, los asistentes han podido contemplar los carteles de las películas del director manchego entre plataformas, sombras de ojos y coloridos vestidos, combinados con el vestuario de etiqueta. La música suponía un ingrediente esencial, si se trataba de rememorar la cultura española de los años que sucedieron a la muerte de Franco.

Alaska ha abierto la noche con Miro la vida pasar. Después, la de la melena pelirroja ha agradecido a la corte monegasca "haber tenido el buen gusto de celebrar el mal gusto". Luz Casal ha subido al escenario para interpretar la inolvidable Piensa en mí, de la banda sonora original de Tacones Lejanos, de Pedro Almodóvar, que ha ejercido de maestro de ceremonias. Versiones paródicas de clásicos como La vie en rose, Ne me quitte pas o Tómbola se han escuchado durante un espectáculo de una hora y media, y al que ha seguido un desatado baile final con un tono hedonista y excesivo.

La bailarina y coreógrafa Blanca Li y la actriz Rossy de Palma también han subido al escenario bajo la mirada de la realeza y del resto de los 850 invitados, personas que han abonado 750 euros para participar en una tómbola benéfica con el objetivo de recaudar fondos para la fundación que lleva el nombre de la princesa Grace Kelly, dedicada a los niños hospitalizados.

La libertad de entonces

"Se han esforzado mucho por agradarnos. Son ellos los que se han adaptado a nosotros. Así que sólo tengo que decirles gracias", ha explicado Pedro Almodóvar en referencia al Principado. "Es una celebración de cómo se vivía la libertad que sentíamos. Y eso es maravilloso", ha añadido. Inesperadamente y, pese a sus afirmaciones de que ya era "un caballero a su pesar", Almodóvar se ha lanzado sobre el escenario y ha cantado en inglés hasta su Give it to me now.

El director ha aprovechado la oportunidad para destacar la relevancia ideológica de la movida, por lo que ha afirmado: "Estáis celebrando la Transición y la democracia. Ni un sólo frame de mi cine habría podido ser rodado en otras circunstancias".

Los invitados más famosos en el Baile de la Rosa (lalistaWIP)