Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo anula la sentencia que condenó a tres policías por el 'caso Bono'

El Tribunal acepta el recurso de los agentes y los absuelve de los delitos de detención ilegal y falsificación de documento

La Sala segunda del Tribunal Supremo ha anulado en su totalidad la sentencia que condenó el año pasado a tres policías a los que se acusaba de detención ilegal y falsificación de documento público por el arresto de dos militantes del PP que presuntamente habían participado en la agresión al entonces ministro de Defensa, José Bono, durante una manifestación en Madrid.

El 8 de mayo de 2006, la Audiencia Provincial de Madrid condenó a los tres agentes -José Luis González Salgueiro, Rodolfo Ruiz Martínez y Javier Fernández Gómez- a penas que iban de los 3 a los 5 años de cárcel por la detención ilegal de dos militantes del PP tras una manifestación de la AVT, celebrada en enero de 2005, en la que el ex ministro denunció haber sido agredido.

Estos militantes, Isidoro Barrios, que blandió un palo cerca de Bono, y Antonia de la Cruz, fueron detenidos días después de la marcha por su presunta participaciónen el incidente. La Audiencia de Madrid consideró que ese arresto fue arbitrario e ilegal.

Sin embargo, el Supremo ha estimado en su totalidad, por cuatro votos contra uno, el recurso de los policías contra esa sentencia, por lo que estos quedan absueltos de todos los cargos. La sentencia, que se hará pública en los próximos días, estima el recurso interpuesto por el fiscal, los policías y el abogado del Estado. el magistrado que ha votado en contra, Manuel Marchena, ha emitido un voto particular.

La sentencia de la Audiencia Provincial condenaba en mayo de 2006 al comisario jefe de la Brigada Provincial de Información, Rodolfo Ruiz, a una pena de 5 años de prisión, 10 años de inhabilitación especial y 2.160 euros de multa. Además, el inspector jefe Javier Fernández fue condenado a la misma pena de cárcel y de inhabilitación y a una multa de 1.080 euros. Finalmente, el inspector José Luis González fue condenado a tres años de prisión, dos de inhabilitación y una multa de 1.080 euros por falsificación documental.

Pedir perdón

Nada más conocer la sentencia, el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, ha pedido al presidente del PP, Mariano Rajoy, que "pida perdón" y restituya el honor de los tres policías "injustamente calumniados" que hoy han sido absueltos. "Es el momento de que Rajoy, Acebes y Zaplana pidan perdón y asuman responsabilidades por esa campaña de calumnia en la que mancharon la imagen de policías españoles", ha dicho López Garrido, que ha acusado al PP de haber apoyado a los "agresores" y de haber denunciado supuestas "detenciones ilegales" así como una "persecución política" a su partido.