Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Zapatero: "Los insultos de Aznar se responden votando masivamente por la convivencia"

Mariano Rajoy ha advierte al presidente del Gobierno de que "dentro de pocos meses se cambiará la política antiterrorista"

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llamado esta noche en Zaragoza a responder a los "insultos" y las "insidias" del ex jefe del Ejecutivo José María Aznar, que ha contado con el "aval" del líder del PP, Mariano Rajoy, votando" masivamente por la convivencia y no por la crispación". En la Plaza de toros de la capital aragonesa y ante más de 10.000 personas, Zapatero ha arropado a los candidatos a la reelección tanto a la Presidencia de la Comunidad, Marcelino Iglesias, como a la Alcaldía, Juan Alberto Belloch.

El jefe del Ejecutivo, que ayer en Cáceres no quiso responder a Aznar pese a que el extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra sí lo hizo, ha dejado para hoy su respuesta a las afirmaciones que el ex presidente realizó ayer en Calatayud, en las que aseguró que Zapatero "ha conseguido que media España no acepte a la otra media" y que eso, que "condujo a lo peor" de la historia española "hace 70 años, es el esquema político que quiere repetir". Aznar también agregó que "cada voto que no vaya al PP será un voto para que ETA esté en las instituciones".

"Aznar, con el aval de Rajoy, ha dicho que no votar al PP consolida a ETA y también que una parte de España no acepta a la otra", ha glosado. "Sé que hay millones de españoles que se pueden sentir ofendidos con lo que ha dicho. Quiero dar una respuesta desde la serenidad", ha indicado."La inmensa mayoría de los españoles vivimos muy a gusto conviviendo juntos y juntos hemos luchado y lucharemos para conseguir el fin de la violencia", ha proclamado.

"Los insultos y las insidias merecen una respuesta -ha señalado entonces-. Y la respuesta en democracia y de los demócratas es ir a votar masivamente por la convivencia y no por la crispación". Zapatero ha agregado que durante los tres años que van de legislatura, el Ejecutivo "legítimamente elegido por los españoles también ha aguantado muchos insultos y muchas descalificaciones". "Quiero deciros que también se sirve a la democracia sabiendo aguantar los insultos", ha enfatizado.

Temas ausentes

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha advertido hoy a José Luis Rodríguez Zapatero de que "dentro de pocos meses se cambiará la política antiterrorista", en referencia a las elecciones generales de 2008, y "se cambiará con otro Partido Socialista distinto del que hay ahora".

En un mitin en el Polideportivo Sansomendi de Vitoria ante unas 800 personas, Rajoy ha criticado que durante los tres años de legislatura no haya debatido con Zapatero de temas como la educación, la sanidad o la economía sino que, ha continuado, los ejes hayan sido la "negociación" con ETA, el modelo territorial y la memoria histórica.

"Hemos debatido de reglas de juego, ese es el verdadero drama de la legislatura: se ha debatido sobre lo que es España, si se negocia o no con terroristas", ha señalado. Además, ha ratificado el compromiso de que su partido sólo gobernará en aquellas capitales de provincia donde los 'populares' sean la primera fuerza política y emplazó al presidente del Gobierno a que haga lo mismo, aunque ha expresado sus dudas al respecto.

El presidente de los populares<7i> ha dicho creer que "el socialismo ha sido derrotado por la realidad y que el nacionalismo es incompatible con el mundo en el que vivimos en el año 2007", que es, ha dicho, "abierto, global y liberal". Ha reiterado que en su partido tienen sitio todos aquellos que "piensen y sientan cosas normales, crean en España, en la libertad, en la justicia social y en la cohesión", así como los que crean que para estar en el Gobierno hace falta "algo de sensatez, ciertos objetivos, cierto proyecto político y algunas medidas".

Rajoy ha reconocido que el PP ha pasado por "momentos complicados" los últimos tres años, han dicho que "estábamos solos" y "han querido excluirnos", pero, ha subrayado, este partido "no sólo no ha salido del mapa, sino que está aquí, en toda España" y "va a ganar" las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Rajoy no desautoriza a Aznar

Lejos de desautorizar a Aznar por su declaraciones, como han pedido todas las fuerzas políticas, Mariano Rajoy se pronunciaba por la mañana en la misma línea que las polémicas declaraciones de de José María Aznar. El presidente del PP ha pedido el voto para su partido "para defender la libertad y por la derrota de ETA" y no, como a su juicio hace José Luis Rodríguez Zapatero, con el objetivo de "legitimar sus cesiones" a la banda terrorista y "seguir la misma línea en el futuro".

Por su parte, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, ha afirmado hoy que es "una monstruosidad" que José María Aznar diga que "cada voto que no venga al PP" servirá para "consolidar la presencia de los terroristas en las instituciones", y ha recalcado que sus declaraciones fueron "absolutamente impropias". IU ha tildado a Aznar de "mentecato salvapatrias" y le ha acusado de hacer una campaña "neofranquista".

Sin citar, en un acto público en la Casa de Juntas de Guernica (Vizcaya) junto a candidatos del PP en el País Vasco, Rajoy ha dicho que "un grupo de terroristas no le gana la batalla a más de 40 millones de ciudadanos decentes y honrados". "No le puede ganar la batalla nunca", ha apostillado el líder de los populares. En su intervención, Rajoy ha hecho una defensa cerrada del Pacto Antiterrorista y de la Ley de Partidos y ha acusado al presidente del Gobierno de "permitir" que la organización ilegalizada Batasuna se presente a las elecciones municipales del próximo domingo.