Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desalojados 108 'okupas' de una antigua fábrica convertida en escuela de circo en Barcelona

Los jóvenes habían transformado el recinto en albergue y centro alternativo de artes escénicas

Los Mossos d'Esquadra han desalojado este lunes a las 108 personas que vivían en La Makabra, una antigua fábrica de toldos del Poble Nou de Barcelona ocupada desde hace seis años y que los jóvenes okupas habían convertido en albergue y escuela alternativa de artes escénicas, especialmente de circo. En el desalojo, que comenzó a las 07.45 y finalizó cerca de las 16.00, participaron un centenar de agentes de los Mossos y se llevó o a cabo sin incidentes.

Esta noche, unas 300 personas celebran una manifestación lúdica en la plaza Sant Jaume para protestar por el desalojo. La fábrica, propiedad Giralt Miró, ocupaba entre 700 y 800 metros cuadrados de la esquina entre las calles Tánger y Álaba, en el distrito de Sant Martí. Las dos naves que formaban la edificación han empezado a ser derruidas esta misma tarde.

Tras ser identificados uno por uno, la policía ha permitido a los jóvenes okupas, muchos de ellos de nacionalidad extranjera, retirar todos sus enseres personales y el material, incluidos los 33 vehículos, la mayoría caravanas, que estaban aparcadas en el interior del antiguo recinto fabril. Según la policía autonómica, únicamente 12 de los 108 jóvenes que estaban durmiendo en el recinto han sido trasladados a comisaría para acabar de ser identificados porque no tenían la documentación

en regla, aunque no se ha producido ninguna detención.

Teatro y danza gratis

Los jóvenes han ido saliendo con maletas, mochilas y carros de supermercado cargados con todas sus pertenencias y se han quedado en la calle, donde han improvisado cánticos y danzas. Sobre las 16.30 horas, dos máquinas excavadoras han entrado en el recinto y han comenzado a derribar las naves que antaño ocupó la fábrica de toldos Giralt Miró y que desde hace unos años los okupashabían convertido en albergue y escuela alternativa de artes escénicas al que llegaban jóvenes de todo el mundo para practicar y aprender de forma gratuita música, teatro, danza y especialmente circo.

En el recinto, de unos 5.000 metros cuadrados, con un gran patio y dos naves, los okupas habían montado un circo, un gimnasio, dos pistas de skate indoor, un plató de televisión, un teatro y talleres de danza y otras artes escénicas. Allí iban a practicar artistas de Circ du Soleil cuando venían a Barcelona, profesionales del Circ Cric entre semana e incluso alumnos del Instituto Nacional de Educación Física (INEF).

El abogado de los okupas, Antoni Lucchetti, ha seguido el desalojo y ha negociado con la policía autonómica que los jóvenes pudieran sacar todas sus cosas y el material artístico que utilizaban. Profesionales del mundo del circo han coincidido en criticar el desalojo de las naves La Makabra ordenado por la juez. Entre ellos el gerente de la Asociación de Profesionales del Circo de Cataluña (APCC), Ricard Penedés, que ha mostrado su "desacuerdo" con la acción policial, ha denunciado que "faltan espacios de creación en Barcelona" y ha pedido "un poco más de sensibilidad" hacía las iniciativas artísticas circenses.