Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

El tripartito y CiU rechazan la propuesta de Solbes al considerar que mutila el Estatuto

El Gobierno califica su oferta de financiación para Cataluña de "generosa"

Los partidos que conforman el Gobierno catalán y CiU han mostrado, aunque con matices, su rechazo a la propuesta de financiación puesta encima de la mesa por el Gobierno y cuyo texto adelanta hoy EL PAIS. Así, los más beligerantes han sido CiU y ICV, que afirman que es "absolutamente inaceptable", mientras que ERC piensa que es una oferta "de tanteo" y el PSC la considera un "punto de partida" aunque marca las distancias. Frente a estas críticas, el ministro de Economía, Pedro Solbes, la ha calificado de "generosa".

La propuesta de Solbes, que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha considerado "de sentido común", no acepta la relación bilateral entre Cataluña y el Estado en materia de financiación y rechaza que la Generalitat tenga el control sobre todos los impuestos. Desde Cataluña, la propuesta planteada por Solbes sólo ha sido bien vista por el PP catalán, ya que ha generado el rechazo frontal de CiU y ha sido recibida con críticas por ERC e ICV, mientras que el PSC ha marcado distancias con la oferta. En nombre de los socialistas catalanes, su portavoz, Miquel Iceta, ha admitido que hay una "gran distancia" entre la propuesta alternativa del Gobierno al apartado de financiación y el texto aprobado por el Parlamento catalán, aunque ha considerado el documento del Gobierno un "punto de partida".

Según el dirigente socialista, "ahora lo que toca es negociar para aproximar posiciones y llegar a un acuerdo que el PSC considera no sólo necesario, sino posible". Mucho más contundente ha sido el presidente de CiU, Artur Mas, para quien la propuesta alternativa de financiación planteada por el Gobierno "mutila completamente" el Estatuto, es "absolutamente inaceptable" y, de aceptarse, resultaría "peor" para Cataluña que la incluida en el Estatut de 1979. "Si la llegáramos a aceptar estaríamos peor que lo que estamos con el Estatut de 1979; es decir, sería un autogol", ha remarcado Mas, quien ha prometido un "esfuerzo titánico para que la propuesta del Parlament, en lo que afecta a la financiación, pueda salvarse con dignidad". Por su parte, el presidente de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, ha asegurado hoy la propuesta tan sólo es "de tanteo" pero que, en todo caso, "no" les gusta.

"Moncloa tiene un problema"

Carod, que ha anunciado que una delegación de su partido se reunirá el lunes con otra del Gobierno, ha asegurado que "si el documento (sobre la financiación) es una expresión precisa del pensamiento del presidente del Gobierno sobre el Estatuto, no Houston, sino Moncloa, tiene un problema, y realmente grave". En cuanto al otro partido del tripartito, ICV, el portavoz de su grupo parlamentario, Joan Boada, ha considerado hoy "del todo inaceptable" la propuesta por ser "muy cerrada, centralista y miedosa". Por su parte, el autor del documento, Pedro Solbes, ha afirmado hoy que la propuesta en materia de financiación es "generosa" y "abre enormemente a las comunidades su margen de maniobra".

Solbes ha subrayado el "esfuerzo enorme" que se ha hecho para ofrecer una alternativa "partiendo de la lógica" de quienes han elaborado el Estatuto y se mostró contrario a alargar el debate "más allá del 27 de diciembre", fecha prevista por el Gobierno para cerrar el acuerdo. Desde las filas de la oposición, Rajoy ya ha avanzado que su partido "está dispuesto a hablar" y a "pactar todos estos temas". Rajoy ha dicho que "después de que Zapatero aceptase el modelo de financiación propuesto por CIU, Solbes dice que no le gusta", a lo que ha añadido que él está "más de acuerdo" con el ministro de Economía "que con el presidente del Gobierno, porque Solbes tiene razón".

Para Rajoy, el documento de Solbes es de "sentido común" y contradice al presidente del Gobierno. En la misma línea, el presidente del PPC, Josep Piqué, ha opinado que es una "buena base" para alcanzar un acuerdo en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Tras el documento de financiación presentado por el Gobierno, se inicia ahora una cuenta atrás para intentar alcanzar un principio de acuerdo sobre el Estatut antes del 27 de diciembre -cuando concluye en periodo de enmiendas-, tal como quieren Gobierno y PSC, mientras que el resto de partidos catalanes ven casi imposible que para esa fecha haya un acuerdo global.