Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

Un hombre es degollado y su esposa e hijas heridas en el asalto a su chalé en Pozuelo

La policía baraja el robo como la principal hipótesis del asesinato .- La mujer, que recibió un tiro, realizó tres llamadas a los servicios de emergencia al escuchar ruidos en la casa.- Una de las hijas fue agredida sexualmente y la otra fue apuñalada

El detenido en relación con el suceso ocurrido en Pozuelo de Alarcón es P.A., un joven moldavo de 23 años que cuenta con nueve antecedentes por robo con fuerza, lesiones e infracción de la Ley de Extranjería. La policía trabaja con la hipótesis del robo como móvil del suceso y barajan la posibilidad de que en el mismo hubieran participado varias personas.

La posibilidad de que el único móvil del crimen sea el robo ha sido apuntada por el delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, quien también ha considerado factible que una sola persona sea responsable de los hechos.

La localidad en la que ha tenido lugar el suceso ha sido escenario en los últimos meses de robos con violencia perpetrados en la mayoría de los casos por grupos organizados de delincuentes. Los vecinos han asegurado que hace menos de quince días amordazaron a una familia en otra casa de la urbanización.

El presunto agresor fue detenido tras un tiroteo frente a un centro comercial de la localidad. Previamente, éste se había deshecho de una bolsa en la que se han encontrado un revólver del que había agotado todas las balas y la camisa azul que, al parecer, llevaba puesta durante el asalto. De momento, no ha aparecido ningún arma blanca con la que, supuestamente, se habrían producido las heridas a una de las hijas y a la propia víctima.

Según fuentes próximas al letrado, en su despacho profesional no constaba que la víctima, Arturo C.L., hubiera recibido amenazas con motivo de su trabajo. El abogado llevaba asuntos civiles, penales y mercantiles, y trabajaba junto a su hermano en el despacho. Además, A.C.L. era conocido en la Audiencia Nacional por llevar asuntos relacionados con extradiciones, entre ellas, recientemente, la de un industrial mexicano.

La víctima fue encontrada con heridas de arma blanca en tórax y cuello. Su esposa, Ángela S.P., continúa muy grave en el Hospital Clínico de Madrid después de que recibiera al menos un disparo en el glúteo. Por su parte, la mayor de las hijas del matrimonio, de 17 años, presentaba herida de arma blanca en el cuello y la menor, de 15, resultó agredida sexualmente. Las hijas ya han sido dadas de alta en el Hospital de La Paz y ambas han precisado de asistencia psiquiátrica.

Tres llamadas al 112

La esposa del abogado llegó a llamar hasta tres veces a los servicios de emergencia pidiendo auxilio desde el domicilio de la calle Arquitectura número 117, en Pozuelo. En la primera llamada, realizada a las 04.16, afirmó escuchar ruidos en la vivienda. En una segunda comunicación, a las 04.38, la esposa de la víctima contó a los servicios de emergencia que su marido estaba muy mal y que ella y alguna de sus hijas se encontraban heridas. En una última llamada, A.S.P. contó que escuchaba a la policía, pero que no podía abrir la puerta por encontrarse herida. Finalmente, sobre las 04.50 horas, los agentes consiguieron acceder al chalet, donde hallaron el cadáver del hombre degollado a la entrada y a la mujer y a las hijas en sendas habitaciones de la casa.

Testimonio de los vecinos

Una de las vecinas de la urbanización ha declarado que escuchó cerca de diez o doce disparos, pero pensó que se trataba de los cohetes de alguna fiesta cercana y continuó durmiendo. "Hasta ahora la zona ha sido muy segura y nunca ha habido ningún problema", aseguró. La familia atacada llevaba diez años viviendo en el barrio y había tenido dos perros guardianes de raza rottweiler hasta hace un tiempo aunque, según una de las amigas del matrimonio, "éste decidió deshacerse de la protección animal después de que los perros se volvieran agresivos y atacaran en alguna ocasión a las niñas".

Después de haberle realizado la autopsia, los restos mortales del letrado han sido enterrados esta misma tarde en el cementerio Sacramental de San Justo de Madrid.