Crítica:LIBROS | NARRATIVA

Dime algo sucio

Narrativa. Diego Ameixeiras (Lausanne, 1976) es autor de una obra ya abundante en lengua gallega. Se publica ahora en traducción española Dime algo sucio, que algo tiene de novela negra (ha recibido un premio en la Semana de Gijón) sin que pertenezca con claridad al género. En la segunda escena aparecen efectivamente dos cadáveres, una quinceañera y el hombre que la estaba violando, aunque lo que se nos cuenta a continuación no es la investigación del aterrador doble crimen sino las agitaciones de los que bullen a su alrededor en una ciudad, Oregón, copia más o menos fiel de Ourense, ciudad "llena de ojos y de lenguas envenenadas". Como en un rompecabezas que hay que ir ordenando, tenemos cien piezas numeradas de no más de dos páginas cada una. Barajando unos pocos rasgos, realzando algún detalle fugaz, el autor es capaz de ofrecer consistencia y moldear con destreza a esa desgraciada adolescente amante de las cremas corporales y los exfoliantes y de la ropa de marca para acentuar sus encantos sexuales y captar el ritual de autodestrucción al que se abandona una mujer que ha roto con su pareja. Bien contado y bien trabajado, lo que leemos permite dejar al lector moderadamente satisfecho por la lectura, si bien no alegre (el asunto no lo permite) y sí perturbado (ha penetrado en un círculo infernal).

Dime algo sucio

Diego Ameixeiras

Traducción de Carmen Pereiro

Pulp Fiction. Cangas do Morrazo, 2011

212 páginas. 18 euros

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de febrero de 2012

Más información

  • Diego Ameixeiras