Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una web para la transparencia

Tuderechoasaber busca financiación para crear un sistema de peticiones de información a las instituciones

España, junto a Malta y Chipre, pertenece a la liga de campeones de Europa sin ley de transparencia, aunque es una promesa de la mayoría de partidos políticos que colea en los programas electorales desde 2004. Tuderechoasaber.es (http://www.goteo.org/project/tuderechoasaber.es/home) quiere poner fin a esta situación. Por un lado, mediante una plataforma en Internet donde el ciudadano pregunte lo que desee saber a las instituciones, tanto a nivel nacional y autonómico como local. Por otro, presionando para que se apruebe esta normativa y señalando los casos en que los organismos nieguen el acceso a la información.

Cualquier persona podrá registrarse en la página web y, de forma sencilla y gratuita, enviar una petición a un organismo público español. "Tanto la solicitud como las respuestas serán publicadas inmediatamente en la web, dando total transparencia al proceso y permitiendo así que cualquiera tenga acceso a la información sin tener que volver a preguntar", explican en la red social de financiación colectiva Goteo, a la que han acudido para conseguir patrocinadores que les apoyen económicamente.

El proyecto necesita gente para recabar datos, mantener un blog y traductores

Goteo.com es una incubadora de proyectos sociales. No solo pretende ayudar a quienes buscan dinero. También aspira a que las iniciativas reviertan en la sociedad, en el bien común. Llevan poco más de 10 días en Internet y apoyan, además de esta iniciativa para la transparencia, otros seis proyectos, como la biblioteca abierta y colaborativa, Bookcamping, o los CuentoJuegos Digitales de Robocicla, una propuesta editorial pensada para niños, jóvenes, padres, madres y educadores.

Tuderechoasaber.es ya había conseguido ayer 1.595 euros de los 5.700 euros que como máximo necesitan para desarrollar la página en los 10 días que llevan buscando financiación. Y todavía les quedan 24 días más para alcanzar su objetivo. El proyecto también tienen necesidades "no monetarias". Por ejemplo, gente dispuesta a recopilar datos de contacto de los diferentes organismos públicos españoles, y a realizar tareas de comunicación, manteniendo un blog con las novedades, y hasta traductores de catalán, euskera y gallego.

La iniciativa, que se define como un "sistema para presionar, hacer cumplir y que sea efectiva la ley de acceso a la información pública", se inspira en la página web británica WhatDoTheyKnow.com que realiza unas mil peticiones de información a instituciones de su país al trimestre, porque en Reino Unido existe una ley que obliga al Gobierno a dar información a quien la solicite, siempre que esta no sea secreta.

El sitio fue creado por mySociety, la ONG que usa Internet para dar poder a los ciudadanos, creada en 2004 y responsable de otras aplicaciones ciudadanas como FixMyStreet.com (arreglen mi calle), que resuelve problemas vecinales, entre otras.

Tuderechoasaber.es es una iniciativa de David Cabo y Victoria Anderica, que han creado AsktheEU.org, página que promueve la transparencia en las instituciones europeas. Cabo es vicepresidente de Pro Bono Publico (blog.probp.org/), creador de la aplicación Dondevanmisimpuestos.es, para visualizar el gasto de las administraciones y promotor del Desafío Abredatos (www.abredatos.es). Anderica es responsable de campaña de Access Info Europe (www.access-info.org), una ONG que promueve el derecho de acceso a la información en Europa.

"El verano pasado tradujimos WhatDoTheyKnow.com, a nivel técnico y de contenidos, adaptándolo a las particularidades y plazos de tiempo legales de la UE y de sus principales organismos, Consejo, Parlamento y Comisión. Para llevar a cabo la versión española, necesitamos al menos un mes de desarrollo técnico", cuenta Cabo.

Además, deben crear una "guía del solicitante", en donde se explica cuáles son los derechos de información que tiene el ciudadano, es decir, qué tipo de datos pueden pedir y qué pueden hacer cuando no contestan las instituciones", dice Cabo.

La realidad es que en España, concluye Victoria Anderica, "a pesar no haber una ley de acceso a toda la información pública, si existen otras leyes que lo permiten de forma relativa. Dos ejemplos relevantes son la que reconoce el derecho de toda persona a solicitar información sobre medioambiente, o la obligación de las administraciones de publicar proactivamente toda la información sobre contratación pública".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 2011