Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ve "claro y transparente" que Terra Natura pague con entradas

Vela no quiere "perder el tiempo" con los gastos que Cotino cargó a la caja fija

"Todo es conforme a ley, claro y transparente", dijo ayer en las Cortes Valencianas la diputada del PP Alicia de Miguel para justificar el rechazo de una comisión de investigación sobre las relaciones entre la Sociedad de Proyectos Temáticos y el parque Terra Natura que habían solicitado los socialistas. "No hay nada que investigar", sentenció De Miguel, que calificó de "importante y acertada" la decisión de la Generalitat de cobrar en entradas el canon que la empresa privada del parque de Benidorm ha de pagar y añadió que están en poder de Bienestar Social para colectivos de personas con dificultades.

La diputada socialista Eva Martínez, que propuso la comisión, sin embargo, consideró completamente irregular condonar en seis años 1,2 millones de euros a cambio de unas entradas de cuyo uso nadie ha sabido nada hasta ahora. Martínez -a quien Alejandro Font de Mora, en funciones de presidente de la Cámara durante toda la jornada porque sustituyó a Juan Cotino, que asistía a los actos de los Premios Jaime I, amonestó dos veces cuando comparó esas entradas de los trajes que Camps no encontró- se preguntó precisamente si se "han perdonado impuestos a empresas amigas", dado que Vicente Cotino, sobrino del actual presidente de las Cortes, posee el 12,99% de las acciones de Terra Natura.

Los populares se negaron a anular los recortes a centros de música

Los socialistas votaron a favor de la dación en pago de hipotecas

La parlamentaria socialista lamentó que el PP use "como coartada" a colectivos desfavorecidos, algo que calificó de "rastrero" la diputada de Compromís Mireia Mollà, mientras que Esther López, de Esquerra Unida, consideró "vergonzante" perdonar la deuda a Terra Natura.

No fue el único debate en el que salió a relucir el nombre de Juan Cotino, ya que Mònica Oltra, de la Coalició Compromís, criticó con dureza el uso de la caja fija de la Consejería de Medio Ambiente, cuando Cotino era el titular, para cargar gastos de asistencia a actos del Papa en Roma, Santiago de Compostela y Barcelona, así como 1.612 euros de dos días de coche con chófer en Bruselas. "Cotino es conocido por su devoción, pero también por su dinero", dijo Oltra, que consideró irregular que gastos de representación que pueden preverse con tiempo acaben pagándose desde la caja fija de un departamento ajeno al asunto. El consejero de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, justificó los viajes de Cotino porque también era vicepresidente y dijo que no va a "perder el tiempo" en analizarlos.

El pleno de ayer, que se inició con un minuto de silencio por la diputada socialista Loli Huesca, fallecida hace unos días, registró un intenso debate sobre la drástica reducción de ayudas a los conservatorios y centros autorizados de música. El socialista Juan Soto y el diputado de Compromís Josep Maria Pañella, apoyados por Lluís Torró, de Esquerra Unida, que pactó con ambos una enmienda transaccional, criticaron, ante la mirada de Font de Mora, que fue el consejero que aplicó la tijera, lo que calificaron de "brutalidad presupuestaria", en el caso de Soto, o de "insensibilidad con la cultura", en el de Pañella. La diputada popular y alcaldesa de Torrent María José Catalá justificó el recorte de más del 54% en las ayudas por la dureza de la situación económica. Al pleno asistieron representantes de la Plataforma de Centros de Música Autorizados de la Comunidad Valenciana, pero no el consejero responsable del asunto, José Ciscar. El debate sobre los recortes a los centros de música dio pie a un divertido intercambio de acusaciones. Si unos dijeron que el PP desafina, la otra respondió que ellos tocan de oído. Pañella comparó al PP con la "banda del empastre" y Catalá respondió: "¡A mucha honra!"

El pleno, que aprobó una de las habituales reclamaciones del PP al Gobierno central, en este caso de un tipo superreduducido del 4% del IVA para ciertas actividades del sector turístico, también debatió y rechazó una propuesta de Compromís, que defendió Mònica Oltra, para promover la dación en pago de las viviendas hipotecadas. Esquerra Unida apoyó la iniciativa y también lo hicieron los socialistas, a los que criticó Oltra por su cambio de postura en vísperas electorales. La diputada socialista María José Salvador respondió: "No lo hacemos por Rubalcaba. Defender derechos sociales forma parte del acervo de nuestro partido".

Camps, Costa y Bellver

Los problemas judiciales de los diputados del PP se suceden y las Cortes Valencianas son una buena caja de resonancia de los escándalos que les afectan. Ayer, la oposición no desaprovechó la oportunidad. La diputada socialista Carmen Ninet arremetió en los pasillos de la Cámara contra la ausencia permanente de Francisco Camps de su escaño en el hemiciclo. La parlamentaria emplazó al jefe del Consell, Alberto Fabra, a "que le diga a Camps que, o viene a las Cortes y da la cara, o dimita". Según Ninet, el expresidente de la Generalitat "se empeñó en ser miembro del Consejo Jurídico Consultivo compatibilizándolo con su condición de representante de los valencianos y valencianas, y ahora resulta que no está ejerciendo de diputado". La diputada añadió que "más de la mitad de los diputados del Grupo Popular están bajo sospecha, algunos de ellos imputados en casos de corrupción y tráfico de influencias".

Ninet aludía a que Camps será juzgado el próximo día 12 de diciembre de la acusación de cohecho pasivo impropio por haber aceptado regalos de una trama corrupta. Junto a él se sentará en el banquillo el diputado del PP Ricardo Costa, que hizo una declaración al respecto en las Cortes sin admitir preguntas de los periodistas. "En mi vida, nunca he cometido delito alguno", afirmó Costa, que se mostró "satisfecho" de que haya una fecha de juicio. "Ojalá esta fecha hubiera sido antes", dijo el parlamentario, que confesó que los últimos meses "han sido complicados" y agradeció el apoyo de su partido, con mención especial al vicesecretario de Comunicación del PP nacional, el valenciano Esteban González Pons, por reconocer su figura y la del "expresidente de la Generalitat".

También habló de Camps la diputada de Compromís Mònica Oltra, que pidió a Fabra que lo destituya del Consejo Jurídico Consultivo y le reclame el escaño. Pero Oltra se centró en Jorge Bellver, cuyo juicio se desarrolla estos días, de quien dijo que tiene "un doble motivo para dimitir de diputado y de concejal del Ayuntamiento de Valencia". Según la parlamentaria, su declaración de que ignoraba que el entorno del Jardín de Monforte está protegido, después de tantos años como concejal de Urbanismo, le obliga a dimitir "por corrupto o por incompetente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de octubre de 2011

Más información