Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google cierra Buzz, su proyecto de red social

La empresa, pese a sus altos beneficios, tiene que frenar el empuje de Facebook con su servicio alternativo, Google+

A Larry Page no le tiembla el pulso a la hora de asumir fracasos. Ni siquiera unos beneficios trimestrales de 2.000 millones de euros han frenado el cierre de Buzz, el segundo intento de red social de Google -tras Orkut, aún activa-, creado en febrero del año pasado y que en su corta vida ha dado más problemas que éxitos. Buzz despertó serias sospechas sobre la administración de la privacidad, lo que provocó que las autoridades de Estados Unidos lo sometieran a una vigilancia periódica.

En un comunicado, la empresa del buscador anunció el próximo cierre de varios servicios, además de Buzz. En el comunicado, Google explica que aspira a crear grandes productos que cambien de verdad la vida de la gente, productos que se usen dos o tres veces al día. Para ello, el internauta necesita centrarse en unos productos determinados que piense que vale la pena utilizar. Por este motivo, prosigue, cierran algunos de los servicios ya existentes.

Los miembros de Buzz podrán ver los contenidos publicados en su perfil de Google y descargarlos con Takeout. La verdad es que Buzz desaparecerá en medio de la absoluta indiferencia de los internautas. El cierre se producirá en unas pocas semanas.

El 15 de enero, Google también cerrará Code Search, diseñado para ayudar en la búsqueda de creaciones de código abierto. En la misma fecha dejará de funcionar Jaiku, adquirido por Google en 2007. Jaiku es una creación finlandesa destinada a los microblogs y que pretendía ser una alternativa a Twitter.

También en enero se cierran las funcionalidades sociales de iGoogle y The University Research Program. Estos anuncios se suman a la clausura, ya anunciada, de Google Labs, creado para probar ideas y prototipos.

Dominador indiscutible de las búsquedas desde el ordenador, creciendo en búsquedas desde el móvil, dominando con el sistema operativo Android, creciendo con el navegador Chrome, el único lunar de Google, es su poco peso entre las redes sociales, o lo que es lo mismo, el peso creciente de Facebook, que a medio plazo se podría llevar el corazón de sus ingresos: la publicidad. Su apuesta total se llama Google+, y a ella se va a dedicar.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de octubre de 2011