Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cumpleaños con regalo envenenado

Van Damme y Hilary Swank, criticados por ir pagados a la fiesta de Kadírov

Una cosa es interpretar a personajes duros en la pantalla y otra, muy diferente, bailarle el agua a déspotas el día de su cumpleaños. Pero allí estuvieron, en Grozni, la capital chechena, el belga Jean- Claude van Damme y la estadounidense Hilary Swank, celebrando por todo lo alto el cumpleaños de Ramzán Kadírov, un hombre al que el Kremlin eligió en 2007 para presidir la república chechena. Kadírov es célebre por sus excesos, que incluyen, según diversas agrupaciones de defensa de los derechos humanos, el secuestro, la tortura y las ejecuciones sumarias. Numerosos activistas piden ahora a los actores, y a otros invitados de Kadírov, que devuelvan el dinero que ganaron por acudir a Grozni.

Activistas de derechos humanos piden a los artistas que devuelvan sus honorarios

"Es vergonzoso que Hilary Swank, Jean-Claude van Damme y Vanessa Mae le hayan cedido su nombre a un evento de esas características", denuncia Tor Halvorssen, presidente de la Fundación por los Derechos Humanos. "Hilary Swank tiene todo el derecho del mundo de ganar dinero actuando para el mejor postor, pero esa venalidad debe quedar al descubierto... ¿Acaso habría aceptado una invitación para aparecer junto a Pinochet? ¿O Al Qaeda?".

La lista de famosos a los que convocó Kadírov, que cumplió 35 años, era mucho más larga. Incluía a Kevin Costner, Eva Mendes y hasta la colombiana Shakira, muy activa en las causas humanitarias. El presidente checheno había dicho previamente que no quería celebrar su cumpleaños. Oficialmente, invitó a los artistas para conmemorar el día de la ciudad de Grozni, que coincide con el de su nacimiento.

Los activistas comenzaron hace semanas una campaña para explicar a los actores y músicos los excesos de los que acusan al régimen checheno. "Kadírov ha impuesto en Chechenia estrictos códigos morales islámicos que son aplicados por las fuerzas policiales y que atentan contra la libertad de expresión. Estas medidas promueven la discriminación en contra de las mujeres y de las minorías sexuales", escribió Halvorsen en una carta a Shakira, que decidió finalmente no acudir a Grozni. Según cifras oficiales chechenas, se estima que desde 1994 más de 160.000 personas han muerto producto de conflictos entre Rusia, el Gobierno legítimo de Chechenia (desplazado), grupos terroristas y Gobiernos nombrados por Rusia. Desde el año 2000, ha habido miles de muertes no documentadas cuyos cuerpos se sospecha que están enterrados en alguna de las 52 fosas comunes del país, añadió en la misiva Halvorssen.

No fueron razones de peso para Swank. Primero su representante, Jason Weinberg, dijo que no acudiría. Pero finalmente apareció en el cumpleaños. Van Damme ni siquiera contestó. En el escenario, en Grozni, dijo, desafiante: "Le amo, señor Kadírov". Toda una muestra de afecto sentimental entre dos tipos muy duros, uno en el cine, el otro en la política. La virtuosa Vanessa Mae tocó el violín por 366.000 euros.

En marzo, Beyoncé, Nelly Furtado, Mariah Carey, Usher y 50 Cent dieron a causas benéficas dinero que habían recibido por acudir a fiestas de la familia de Muamar el Gadafi, que llegó a pagar hasta 1,46 millones de euros por actuación. Eran los últimos días del régimen del dictador libio, acorralado por la primavera árabe.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de octubre de 2011