ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de julio de 2011
Reportaje:

El inevitable declive de los SMS

Las aplicaciones como WhatsApp y las redes sociales reducen los ingresos

Los SMS, los mensajes cortos de móvil, tienen el futuro incierto. Su declive, que ya se venía observando desde hace tiempo, se ha acelerado frenéticamente en el último año. La competencia de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o Messenger y las redes sociales como Twitter o Facebook, generalmente gratuitas, están provocando un desplome del envío de SMS y un agujero en las cuentas de las compañías de telefonía móvil. Las cifras del año pasado son desalentadoras: el tráfico de mensajes SMS total, incluyendo los SMS Premium (los que llevan un cargo adicional para pagar servicios) y los realizados en el extranjero, cayó un 16% en 2010 hasta los 8.920 millones de mensajes, frente a los casi 11.000 millones que se registraron en el año anterior.

Ya son tres años seguidos de caída de la facturación por este servicio

Se trata del tercer año consecutivo en el que se registra una caída del tráfico de este servicio, aunque en 2010 ha resultado una verdadera tragedia para las operadoras que han visto cómo sus ingresos por estos mensajes descendían un 19,8%, hasta los 1.260 millones de euros, según los datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

La generalización de los smartphones (teléfonos inteligentes) y de otros dispositivos como las tabletas que permiten la conexión a Internet han resultado un arma de doble filo para las compañías que han venido muchas tarifas planas de datos, pero que ven cómo sus usuarios aprovechan esa conexión para hablar y mandar mensajes gratis. La generalización de aplicaciones de mensajería como Blackberry Messenger, Live de Microsoft Windows, Skype, Messenger o la multiplataforma WhatsApp permiten enviar mensajes, tanto de texto como multimedia, de forma instantánea y gratuita (o a bajo precio), sustituyendo a los SMS de pago.

La crisis también hace mella en los abonados que han restringido al máximo su consumo en SMS y, sobre todo, en aquellos de valor añadido o Premium, los que se utilizan para participar en los programas de radio o televisión o para abonar la descarga de un servicio o un contenido en el móvil. En 2010 los SMS Premium se redujeron a una tercera parte respecto al año anterior hasta los 735 millones, y las compañías ingresaron un 46% menos.

Además de la competencia y la crisis, otro factor que ha influido en la caída de ingresos es que en los últimos cuatro años se han producido fuertes recortes de los precios mayoristas de terminación que se cobran las compañías entre sí, así como las tarifas de itinerancia minoristas cuando se viaja por la UE. Todo ello ha derivado en que el ingreso medio por mensaje haya vuelto a caer en 2010 un 5,3% y se haya situado en 10,6 céntimos por SMS.

Los mensajes multimedia (con sonido, fotos o vídeo) tampoco arrancan. El volumen de mensajes MMS se situó tan solo en 158,9 millones, muy por debajo de los SMS entre abonados, que acumuló 7.740 millones de envíos en 2010. Es decir, en España se envía un mensaje MMS por cada 49 mensajes SMS.

¿Desaparecerán los SMS en un futuro próximo? El último estudio de la consultora tecnológica Juniper Research, apunta en direcciones contradictorias. De una parte, concluye que el número de usuarios que utilizarán mensajería instantánea a través de móviles superará los 1.300 millones en 2016, es decir, se triplicará el número de usuarios en cinco años en todo el mundo. La cifra se verá impulsada por la llegada de nuevas aplicaciones como iMessage de Apple, además del crecimiento de los ya existentes. Según la firma de análisis comScore solo en Europa WhatsApp ha crecido un 931% en el último año, pasando de 198.000 usuarios únicos a 2,1 millones en el abril de 2011. Pero, por otra parte, el estudio (The Mobile Messaging whitepaper) dice que el SMS seguirá siendo el principal medio de comunicación de texto en teléfonos móviles debido a que los servicios de mensajería instantánea no pueden comunicarse entre sí, es decir, un usuario del Messenger de Blackberry no puede remitirle un mensaje a uno de WhatsApp, mientras que un SMS llega a cualquier número de móvil del mundo. Por eso, el informe cree los SMS seguirán generando ganancias por encima de los 48.000 millones de euros en el año 2016.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana