ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de julio de 2011
Reportaje:

Premio Nacional... del Absurdo

El merecido éxito de Agustí Villaronga pone punto final al desaguisado en el que se ha convertido este año el máximo galardón de la cinematografía española

Nunca se habían visto periodistas a la puerta del Ministerio de Cultura a la espera de un Premio Nacional de Cine. Ni cámaras o fotógrafos. Era escaso o nulo el interés por la composición y mucho menos por el sexo de los miembros del jurado. El único objetivo era el nombre del ganador. Excepto en la edición de este año. Ayer, en la Plaza del Rey de Madrid la curiosidad estaba dividida. "¡Por ahí llegan Josefina Molina y Teresa Font!", "¡Que viene Judith Colell!", "Haced una foto a Pedro Pérez e Imanol Uribe", "Aquel es Diego Galán"., "¿Tú conoces a Inés París?". Nunca los componentes de un jurado se habían visto en otra, siendo los protagonistas de un premio. Protagonismo que les duró un par de horas: las que transcurrieron en la sala cuarta de la planta cuarta del ministerio, hasta que, otra novedad con respecto a ediciones anteriores, el jefe de prensa de Cultura bajó a la calle y allí anunció a los periodistas presentes el nombre del ganador: Agustí Villaronga.

La composición y el sexo de los jurados ha copado toda la atención del fallo

En la última votación Villaronga se impuso a su colega Iciar Bollain

Entre los finalistas estaban Amenábar, Penélope Cruz y Concha Velasco

Al ganador, que ha pasado años sin poder rodar, ahora lo paran por la calle

El cineasta mallorquín, director de Pa negre, la gran triunfadora de los últimos premios Goya, se impuso en la tercera votación a la otra gran favorita, Iciar Bollain, por cinco votos frente a cuatro, el voto en blanco del director del ICAA, Carlos Cuadros, y la abstención del subdirector Juan Carlos de Ory.

Con la noticia caliente, en lugar de abandonar el lugar, los medios de comunicación se mantuvieron a la espera de la salida del jurado. La razón no era solo conocer oficialmente las razones del premio -"su poética y su capacidad de construir una mirada personal que ha logrado conectar con el público a través de su película Pa negre"-, sino también por el morbo de intentar saber de primera mano las vicisitudes internas de tan importante encuentro. "Las mujeres no queremos recibir premios por el hecho de ser mujeres", se defendía ante preguntas de los periodistas la montadora Teresa Font junto a su colega, la directora Judith Colell, después de, por supuesto, alabar la trayectoria del premiado. Todo insólito.

El muy merecido premio a Agustí Villaronga (Mallorca, 1953), cineasta de la poesía y la transgresión, autor de culto, director de películas alejadas del convencionalismo, no ocultaba la chapuza y la polémica que ha rodeado esta edición del Premio Nacional de Cinematografía 2010, dotado con 30.000 euros. La falta de paridad entre hombres y mujeres fue el motivo elegido por el director general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), Carlos Cuadros, para anular la composición del jurado en primera convocatoria el pasado lunes. Los nombres de los miembros que formaban parte del jurado habían sido publicados en el Boletín Oficial del Estado el pasado 12 de julio, pero no fue hasta ese lunes, con todos ellos sentados o a punto de sentarse en la misma sala cuarta de la planta cuarta del ministerio, cuando Cuadros anunció, frente a la estupefacción general, que se anulaba esa convocatoria apelando a la Ley de Igualdad. Ese día había tres mujeres con voz y voto frente a siete hombres de un total de nueve convocados (Imanol Uribe y Álex de la Iglesia no acudieron). La ley de Igualdad de 2007 solo habla de obligaciones en el caso de las listas electorales, el resto son meras recomendaciones, con el principio inspirador de que ninguno de los dos sexos debe tener una participación inferior al 40%. O sea, que el fallo del jurado del pasado lunes hubiese sido absolutamente legal.

Ayer, tras días de revuelo y enfado, tres de los hombres convocados para el primer encuentro -Agustín Díaz Yanes, en representación de los Autores Literarios de Medios Audiovisuales; Enrique González Macho por la Academia de Cine y César Sánchez por la Federación de Artistas del Estado Español- fueron sustituidos, casi manu militari, por tres mujeres de sus asociaciones. Seis mujeres frente a cinco hombres fueron los que finalmente se sentaron ayer a debatir y votar el nombre del ganador.

Fueron siete los nombres que presentaron los reunidos para su defensa, debate y posterior votación: Penélope Cruz, Iciar Bollain, Gerardo Herrero, Agustí Villaronga, Concha Velasco, el montador Pepe Salcedo, la productora Lola Salvador y Alejandro Amenábar. Este último fue presentado, para sorpresa de algunos, por el propio Carlos Cuadros, a pesar de que el director del ICAA se había manifestado, antes de todo el revuelo vivido por la anulación de la convocatoria anterior, partidario de Iciar Bollain. Hay que recordar que en las bases del premio está el reconocimiento a la labor desarrollada en años anteriores o excepcionalmente a toda una carrera.

En la primera votación se eliminaron aquellos nombres que solo obtuvieron un voto y así pasaron solamente Agustí Villaronga (tres votos), Bollain (dos) y Herrero (dos). En la segunda votación se eliminó el candidato con menos votos que fue Herrero con dos, frente a los cinco de Villaronga y los tres de Bollain. En la tercera y definitiva, se impuso el realizador de Tras el cristal o El niño de la luna con cinco votos contra cuatro conseguidos por la directora de También la lluvia y la abstención y el voto en blanco de los dos representantes de Cultura.

Y mientras el centro de Madrid bullía, el domicilio barcelonés de Agustí Villaronga permanecía en calma. Como su morador. "Conmovido, estoy conmovido y emocinado, pero no sé qué más decir", se oía tenue y lejana por el teléfono la voz del ganador. Sabía que su nombre era uno de los que sonaba para recibir el codiciado premio pero confesaba, y en este caso parecía cierto, que no se lo esperaba. Él, que ha pasado largas temporadas sin poder dirigir películas, con baches de hasta de siete años, ahora se emociona cuando la gente le para por la calle -"personas muy normales", matiza-, y le habla de Pa negre, de esa vida claustrofóbica en un pueblo catalán tras la Guerra Civil. "Para mí es algo estupendo porque uno hace cine para comunicar; ver que eso que has hecho llega al público me produce una gran alegría", añadió Villaronga, que prepara el rodaje de una miniserie de dos capítulos para TVE en torno a tres mujeres: Eva Perón, Carmen Polo y la sindicalista Juana Doña.

Filmografía

- Tras el cristal. Película de terror estrenada en 1987.

- 99.9 Cinta de misterio que dirigió en 1997.

- El mar. Estrenada en el año 2000.

- Aro Tolbukhin: en la mente del asesino. Falso documental que codirigió en 2002.

- Pa negre. Filme que estrenó en 2010 y que triunfó en la última edición de los premios Goya llevándose nueve galardones.

El realizador Agustí Villaronga, ganador ayer del Premio Nacional de Cine, en una imagen tomada en 2002. / ÓSCAR FERNÁNDEZ OREGON (ÁLBUM)

El director mallorquín, durante el rodaje de su película Pa negre, que arrasó en los últimos premios Goya.

De izquierda a derecha, las miembros del jurado Marisol Farré, Judith Colell, Eva María Higueras, Inés París, Teresa Font y Josefina Molina. / LUIS SEVILLANO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana