Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod critica al movimiento por hablar castellano y le pide que "se mee en España"

Liberado ya de cualquier responsabilidad en el Gobierno catalán y en Esquerra Republicana -partido que presidió y del que ya no es ni militante-, Josep Lluís Carod Rovira criticó ayer al movimiento 15-M tras los últimos altercados en Barcelona. Carod recogió las críticas de parte del sector independentista, que rechaza a los indignados porque no abrazan las tesis soberanistas. El expresidente de ERC criticó el hecho de que el movimiento pinte su pancartas en Barcelona "mayoritariamente en castellano", que no defiendan el derecho a la autodeterminación de los pueblos y que los acampados hayan utilizado "jardines públicos como urinario". Ayer les conminó a "mearse" en España.

En un artículo en la web naciodigital, el exvicepresidente de la Generalitat lamenta los actos violentos e incívicos de parte del movimiento y afirma: "Los españoles tienen todo el derecho del mundo a indignarse. Pero si quieren hacerlo, como españoles lo mejor es que no se equivoquen en el mapa; que se meen, pinten, griten e insulten donde les corresponde, en su país".

ERC ha llevado al Congreso de los Diputados las protestas del 15-M. El martes, el pleno debatirá y someterá a votación una moción que defenderá Joan Ridao para crear una subcomisión parlamentaria que estudie "medidas para profundizar en la democracia y la participación, así como en la transparencia y control de las instituciones del Estado y de sus miembros". Un día después, Gaspar Llamazares (IU) interpelará al Gobierno sobre este asunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de junio de 2011