ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 10 de abril de 2011
Reportaje:Elecciones municipales y autonómicas

La piscina fantasma de La Latina

El candidato socialista al Ayuntamiento promete reconstruir el polideportivo de la Cebada, el único que había en el distrito Centro, y rehabilitar el mercado

Dentro de nada, el próximo agosto, se cumplirán dos años del derribo del polideportivo -una piscina y poco más, en realidad- de La Latina. Era el único que tenían los 150.000 vecinos del distrito Centro. Estaba viejo y necesitaba reformas, pero lo tenían y lo usaban. El Ayuntamiento lo demolió -con fondos del Plan E- con la idea de empezar a construir otro enseguida. Pero no lo hizo. La crisis. No había dinero. Luego cambió de plan: modificando el planeamiento urbano permitiría que una empresa instalara allí un centro comercial (11.000 metros cuadrados) y gestionara todo lo demás (polideportivo, mercado tradicional, aparcamiento). A cambio, pagaría las obras. En esas está el Consistorio, aún en proceso de modificar el planeamiento. Y mientras tanto, los vecinos miran el solar, en pleno centro de la ciudad, y se acuerdan de aquella piscina, vieja, sí, en la que nadaban.

El nuevo plan del Consistorio es construir un gran centro comercial

Era cuestión de tiempo que los candidatos a suceder a Alberto Ruiz-Gallardón en la alcaldía se acordaran de ese solar. "El mercado, o lo que queda de él, no ha merecido ninguna atención por parte del alcalde en años", aseguró ayer el candidato socialista, Jaime Lissavetzky frente a un cada vez más desvencijado mercado de la Cebada, parte del proyecto de rehabilitación que tumbó la crisis. Lissa-vetzky acusó a Gallardón de incumplir su promesa de rehabilitar el entorno y aseguró que, para él, reformar el mercado y construir el polideportivo es una cuestión "preferente". Hizo esas declaraciones junto a una mesa instalada por la agrupación socialista de Centro, que recoge firmas con el lema: "Polideportivo en la Cebada ya".

"Hay un 46% de puestos de mercados que han desaparecido desde 1998 hasta 2010 en Madrid", aseguró el candidato, que criticó la apuesta del alcalde por las grandes superficies y "no por un tipo de comercio que ayuda a vertebrar los barrios y distritos". Lissavetzky volvió a mencionar la "triple D" de Gallardón (despilfarro, deuda y déficit) y retó al alcalde a visitar zonas que no son "postales bonitas de la ciudad", como el mercado y el solar en La Cebada. Él aprovechó para pasear por el interior, en el que hay muchos puestos cerrados, hablar con los comerciantes y hacer la compra en una carnicería.

Lissavetzky arremetió también contra el Ayuntamiento por el acuerdo que ha alcanzado con el Gobierno regional para privatizar el Canal de Isabel II. "Que a escasos días de las elecciones se acuerde una firma que no se pudo conseguir en ocho años da una idea del teatro electoral al que estamos asistiendo", criticó. "No es el momento de firmar convenios", añadió, refiriéndose a la cercanía de las elecciones: "Son prácticamente un alcalde y una presidenta en funciones". Él dejó clara su postura: "Me opongo radicalmente a la privatización".

Las preguntas de los periodistas no consiguieron sacarle una opinión sobre la lista electoral del PP, conocida el día anterior: "No tiene ningún interés intelectual, ni siquiera de curiosidad".

Jaime Lissavetzky, en el mercado de la Cebada. / CRISTÓBAL MANUEL

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana