Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aluvión de críticas a Rus por bromear sobre los discapacitados

Alfonso Rus, presidente de la Diputación Provincial de Valencia, recibió ayer un auténtico aluvión de críticas por bromear públicamente sobre los problemas de acceso de los discapacitados a un parque que inauguró el lunes en Ontinyent. Las bromas de Rus fueron difundidas en los informativos de La Sexta. Ante las quejas de un grupo de discapacitados por la falta de accesos al nuevo parque o sobre la posibilidad de instalar un ascensor, el presidente de la Diputación comentó: "Que se tiren". Y añadió que "colocaría unas poleas para bajarles con cuerdas"

Mario García, presidente de la La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, difundió un comunicado en el que apunta que las palabras de Rus son "inaceptables" y demuestran una "falta absoluta de empatía" hacia este colectivo, además de que suponen una "visión discriminatoria totalmente alejada de los tiempos que corren".

García subrayó que las personas con discapacidad no son ni minusválidos, ni discapacitados, "son personas" y pidió a Rus que rectifique.

La Federación de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual y Parálisis Cerebral de la Comunidad Valenciana (Feaps CV) tildó las palabras de Rus de "gravemente ofensivas contra la dignidad y los derechos de las personas con discapacidad".

Dar ejemplo

Feaps CV emitió un comunicado en el que recuerda que los representantes políticos "deben ser ejemplo en la promoción de la plena igualdad de oportunidades y el ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos, especialmente en aquellos que tienen un mayor déficit de inclusión social, como es el caso de las personas con discapacidad". "El primer paso para ello es garantizar el cumplimiento de la ley por los propios poderes públicos; en este caso, en el diseño de espacios accesibles para toda la ciudadanía", destacado la federación.

Conrado Hernández, secretario general de la UGT del País Valencià, también pidió al presidente de la Diputación de Valencia que rectifique "cuanto antes" las declaraciones que efectuó en Ontinyent. Hernández calificó de "impresentables" las declaraciones del presidente de la Diputación de Valencia e indicó que tales manifestaciones son "un insulto a la inteligencia de los ciudadanos valencianos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de marzo de 2011