Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Séptimo aniversario de la matanza del 11-M

El PP cree que hay "interrogantes abiertos" y "se puede saber más"

La legislatura actual no se parece en casi nada a la anterior. El PP, que llegó a formular más de 500 preguntas sobre los supuestos puntos oscuros del 11-M, e hizo de este asunto uno de los ejes de su estrategia -Mariano Rajoy llegó a plantear en 2006 que había que "anular el sumario" si se comprobaba una historia de la mochila de Vallecas publicada por El Mundo- ya apenas lo saca.

Rajoy ha dado un giro total desde la sentencia y el 11-M ha desaparecido del discurso oficial del PP. No hay preguntas en el Congreso, el asunto no está en la agenda de la oposición. Sin embargo, una parte de su electorado y sobre todo de medios de comunicación conservadores mantienen vivo el asunto. Y el PP nunca lo cierra del todo. Javier Arenas ha llegado incluso a insinuar recientemente, contra toda evidencia y contra lo que señala la sentencia que el PP dice respetar, que ETA podría tener vinculación con los atentados.

Rajoy intenta evitar el asunto, pero Esteban González Pons, portavoz del PP, explica a EL PAÍS la posición oficial. "Nosotros acatamos la sentencia, pero apoyaremos cualquier investigación que quiera conocer más detalles. Cuanto mayor parte de la verdad conozcamos, mejor", explica. ¿Piensa el PP que, siete años después, aún hay puntos oscuros? "Acatamos la sentencia, pero creemos que dejó interrogantes abiertos. Creemos que en un caso tan complejo como este siempre se puede saber más, y de hecho aún hay un proceso judicial abierto. No tenemos miedo a las investigaciones, queremos que no quede ni sombra de duda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2011